Xalapa, Ver. –  Tras más de medio año detenidos, los trabajos de búsqueda en Arbolillo, en Alvarado, se reanudaron. Hasta el momento se han encontrado restos de siete cuerpos, informó Lucía Díaz Genao, quién argumentó que esas fosas son un “rompecabezas” para los colectivos de búsqueda.

La presidenta de Colectivo Solecito Veracruz comentó que la Fiscalía General realizo un trabajo deficiente durante el periodo de Jorge Winckler, esto podría derivar en una denuncia penal por los delitos de negligencia, omisión, incumplimiento de un deber legal y por violar derechos víctimas indirectas, al no permitirles participar.

La activista explicó que la búsqueda en la zona se ha complicado a causa de las condiciones del terreno, las lluvias han provocado que las fosas se inunden, por ello consideró que el esfuerzo de todos los que participan es de reconocerse.

“Arbolillo es una pesadilla que no termina, la Fiscalía ya había realizado una búsqueda ahí y se suponía que había exhumado todo, pero la verdad es que el trabajo fue deficiente

La semana pasada encontraron restos de cuatro cuerpos y el lunes se habían encontrado tres cráneos (…) el trabajo es en condiciones muy desfavorables, el viernes encontramos una serpiente como de metro y medio", comentó en entrevista.

Al inicio del año se encontraron dos cuerpos y el año pasado se localizaron más de 244 restos humanos, “Acuérdate que son dos etapas en la zona, Yunes de mentiroso diciendo que no y es el mismo predio (Arbolillo)”.

Comentó que la búsqueda que se realizó en el periodo de Yunes complica los trabajos que se realizan ahora, “ellos sacaron una parte y dejaron otra, entonces es un rompecabezas. Ojalá no lo hubieran tocado, es una catástrofe en términos de malas prácticas”.

Díaz Genao anunció que se formalizó la solicitud para denunciar a funcionarios yunistas; lo que se encontró recientemente podría fundamentar la querella que pueden iniciar los colectivos o el propio gobierno de Cuitláhuac García Jiménez.

La activista también aclaró que las estadísticas más recientes que dio a conocer el gobierno federal se quedaron cortas, pues no se incluyó el trabajo de búsqueda y localización de restos que se realizó en Colinas de Santa Fe.