Veracruz, Ver.- Al pie del tradicional Muro de Pescadores, antes de cruzar los muelles donde se encuentran atadas las embarcaciones, Ricardo corta con destreza cuatro pescados que apartó de la captura para la comida del día.

Con un cuchillo desgastado de tanto afilar, el hombre bajito y de piel curtida, corta en filetes la carne a la que ya le quitó las espinas, para después irlas convirtiendo en cuadritos que arroja a una botella, más tarde cocinará esa carne con limón y cebolla para comer un ceviche.

Más que por gusto fue para todo lo que le alcanzó; zarpó en su lancha alrededor de las 7:00 de la mañana en búsqueda de huachinango, peto o cojinuda, especies que son bien pagadas en el mercado local de pescadería, pero en su lugar capturó unos cuantos ejemplares de jurel.

El producto no llegó con los locatarios de la Plaza del Mar, lo pudo vender a un puñado de personas que saben que pueden comprar a buen precio en el muro de pescadores y se acercó para adquirir el producto.

Sin embargo, lo que ganó a penas le servirá para surtir el combustible que utilizará mañana y pagar algunos gastos personales.

El jurel es un pescado poco comercial, en sus mejores temporadas del año el precio es de 40 pesos el kilogramo, menos de la mitad del precio en el que logra colocar el huachinango o el robalo.

Ricardo, que todavía tiene los pies mojados y sal del mar impregnada en la espalda, cuenta que la ampliación del puerto redujo las áreas en las que antes pescaba y ahora es más difícil encontrar un buen lugar para la pesca.

Se le suma que es una mala temporada, ya que el mal tiempo apenas dio tregua para salir a pescar, luego del intenso oleaje que causó el frente frío y los remanentes del Huracán Delta a lo largo de la última semana.

A unos metros de Ricardo, líderes de agrupaciones de pescadores se alistan para una reunión a la que convocaron a sus agremiados, en la que se solicitarán facilidades a autoridades de Conapesca para regularizarse, además de realizar otra petición para el sector.

El pescador continúa su tarea aliñando el pescado sin prisas, pero con la misma destreza, enumera los problemas del sector pesquero; la falta de apoyo para adquirir artes de pesca, la sobrerregulación y los espacios reducidos por la ampliación portuaria.

Vedas, ampliación portuaria y falta de apoyos: el lastre de pescadores

SEMAR revisará artes de pesca

El presidente de la Federación de Pescadores de Veracruz, Bernardo Hernández, dijo que la Secretaría de Marina-Armada de México inspeccionará a partir de ahora las artes y equipos de pesca, como parte del apoyo a la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca), para hacer cumplir las leyes que regulan al sector.

En caso de alguna falta, se advirtió que los elementos de la Semar podrían proceder al levantamiento de actas e incluso al aseguramiento de equipos a quienes incumplan las disposiciones.

Sin embargo, aseveró que no todos los pescadores cuentan con las posibilidades de realizar el cambio de sus artes y equipos de pesca, lo que se observa en la baja producción en mares del estado de Veracruz.

Bernardo Hernández dijo que Veracruz pasó del tercer lugar nacional en producción pesquera al octavo puesto, en los últimos siete años, debido a la falta de apoyos al sector.

"Nosotros, unos 800 pescadores, estamos dispuestos a hacer todo para recuperar la actividad y la producción en Veracruz. Ahora viene el proceso de regularización de nuestras artes de pesca, porque la SEMAR entra a la vigilancia e inspección de los equipos y sabemos que habrá sanciones y aseguramiento de artes de pesca".

La Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura (Conapesca) calcula que 40 por ciento de los pescadores trabajan de forma ilegal en mares del estado de Veracruz; es decir, no cuentan con permisos comerciales para practicar la actividad.

El coordinador de Servicios Complementarios de la Conapesca, Miguel Ángel Muñoz, dijo que la intervención de la Secretaría de Marina busca regularizar el sector.

"Lo que vamos a buscar de manera fundamental es prestar el mejor servicio, inspección y vigilancia adentro de nuestras costas para tratar de incidir en que haya la menor cantidad de pescadores sin servicio, buscamos el ordenamiento pesquero, el de las artes y equipo de pesca que los pescadores trabajan".

El funcionario rechazó que pescadores de Veracruz no reciban apoyos por parte de las instituciones de gobierno o que exista una sobrerregulación hacia el sector. A través del programa "Bien Pesca" alrededor de 22 mil pescadores de Veracruz, fueron apoyados con la entrega individual de 7 mil 200 pesos, detalló al respecto.

Vedas innecesarios y prejudiciales: pescadores

El presidente de la Federación Regional de Sociedades Cooperativas de la Industria Pesquera de Veracruz, Isabel Pastrana Vázquez, dijo que se requiere una actualización a los periodos de vedas impuestos por las autoridades, ya que en algunos casos son innecesarias o perjudiciales.

En el caso de los mares de Veracruz, indicó que la veda del pulpo es perjudicial para los pescadores, pues aseguran que en los meses de septiembre-octubre la especie se encuentra apenas en reproducción y es cuando se permite su captura.

En ese sentido, propuso que las medidas restrictivas se recorran a enero-febrero a fin de que puedan capturar a la especie adulta y a la vez resulte rentable para el sector.

"Entonces nos conviene más a nosotros por parte de los pescadores que tienen el permiso para capturar el pulpo, pescar el más grande que matar 20 pulpos chiquitos que hacen un kilo, que matar un pulpo de kilo, entonces como se está cometiendo un crimen con eso, nos dimos a la tarea de reunirnos los lideres para expresárselos a todos los pescadores y a las autoridades para que de alguna manera nosotros podamos seguir adelante y tenga más conservación la especie", explicó el líder pescador.

Ampliación portuaria duplicó riesgo y gasto para pescadores

Ricardo asegura que cada vez debe adentrarse más al mar para conseguir una buena pesca, ya que las zonas de Punta Gorda y Playa Norte quedaron cerradas para la actividad pesquera con la ampliación del puerto.

Los pescadores que se conforman con recorrer las aguas cercanas consiguen una baja producción, mientras que aquellos que se trasladan a aguas de Úrsulo Galván, La Antigua y Alvarado logran tener una mejor captura, aunque con mayor riesgo y costo de combustible.

Joaquín Sosa Herrera, Presidente de la Sociedad Cooperativa Triunfo Unido, aseveró que la ampliación del puerto de Veracruz causó el desplazamiento de la actividad pesquera más a adentro.

Indicó que la pesca ribereña ya no es una alternativa para los pescadores jarochos, que ahora deben cubrir el doble de diésel para llegar a áreas más alejadas para pescar.

Por su parte, Isabel Pastrana Vázquez dijo que el riesgo es otro factor, ya que la autoridad portuaria cerró las "puertas al mar", que son aquellos puntos en donde los pescadores podían desembarcar en caso de presentar algún problema.

El líder de los pescadores indicó que se buscará llegar a un acuerdo con el titular de la Administración Portuaria Integral de Veracruz (Apiver) para que se permita la pesca en puntos cercanos al puerto en donde no existe interferencia con el tráfico marítimo, así como delimitar áreas especiales para que pescadores puedan refugiarse en caso de ser necesario.