Las autoridades aún no definen si los panteones municipales de Xalapa estarán abiertos al público o permanecerán cerrados para la celebración del Día de Muertos. 

Los administradores de los campos santos aseguran que todo dependerá del semáforo epidemiológico ante el riesgo de contagio por covid-19. 

“Eso se sigue analizando (la apertura de panteones), realmente sería arriesgado darte una respuesta ahorita porque, como sabemos, cada semana se actualiza el semáforo sanitario. Entonces, se está evaluando con las autoridades de Salud con base en las estadísticas, semáforo y observaciones que recaba uno, si se va a aperturar los días de Muertos, porque sí es mucha la afluencia de personas”, explicó Máximo Hernández Hernández, Jefe de la Unidad de Cementerios Municipales del Ayuntamiento.

De lo acordado por las instancias municipales también dependerán las ganancias o pérdidas económicas de floristas y comerciantes que tratan de aprovechar la temporada de Todos Santos. 

Sin embargo, y a pesar de que la apertura de los cementerios sigue en consideración, las autoridades locales definieron que no se permitirá la instalación de vendedores al interior de los panteones ni en sus áreas de estacionamiento. 

La principal intención, aseguran, es evitar la concentración masiva de personas, aún cuando se trata de espacios abiertos. 

“Definitivamente, el comercio al interior de los cementerios no va a ser permitido si es que se llegase a abrir. Porque generan un cuello de botella en el acceso de las personas. Entonces, en lo que es al interior y el estacionamiento, no va a haber permitido ningún puesto”, señaló Máximo Herández.

Cada año, durante la celebración de los fieles difuntos en Xalapa, el panteón Palo Verde recibe entre 5 y 7 mil visitantes. 

Mientras que a Bosques de Xalapa llegan alrededor de 3 mil personas en las mismas fechas, motivo que influirá en la decisión para aperturar o mantener cerrados los recintos este 2020.