Orizaba, Ver.- A cuatro días de que el alcalde de Orizaba, Igor Rojí López, se lanzara contra Morena por colocar propaganda en bardas de la ciudad y a unas horas que sea llevado a sesión de Cabildo la regulación sobre la colocación de propaganda en el municipio, integrantes del Comité Ejecutivo Estatal de ese partido tacharon al gobierno orizabeño de represor.

En una carta abierta dirigida este día a la ciudadanía, Yair Ademar Domínguez Vázquez, secretario de Organización; Carol Esbeidy Condé Martínez, secretaria de Arte y Cultura; José Ángel Echavarria Escamilla, secretario de los Jóvenes, y Alejandro Moreno Hernández, secretario de Derechos Humanos y Sociales, consideraron que hay actores políticos que no dimensionan el respeto a las libertades que se vive en Veracruz y caen “en las tentaciones de la censura y la restricción de los derechos humanos más elementales”.

“En Orizaba, la autoridad municipal, en un claro ánimo represor, ha decidido emprender una campaña contra las libertades políticas, sociales y civiles al tratar de prohibir la colocación, instalación o fijación de propaganda política o electoral, durante los tiempos autorizados, y solo permitiendo los elementos propagandísticos que los ciudadanos decidan colocar al interior de sus inmuebles”, indicaron en su misiva.

Señalaron que la pinta de propaganda por parte de la Cuarta Transformación no es exclusiva de un partido, sino de un movimiento que tiene raíces históricas y sociales y que incluye a todos los que tengan como objetivo el bienestar del pueblo.

Tras aludir a las tres transformaciones que ha habido en el país, señalaron que la Cuarta Transformación va firme y sigue su marcha en Veracruz y en todo el país como parte de un “movimiento social que surgió de la organización y movilización ciudadana en la defensa de sus derechos vulnerados y violentados en pasados gobiernos que solo promovieron la desigualdad”.

Advirtieron al alcalde que solo los conservadores buscan prohibir la libertad de los demás y la Cuarta Transformación no puede ocultarse ni aplacarse por decreto municipal.

De acuerdo con la convocatoria a sesión de Cabildo que se llevará a cabo este 15 de octubre a mediodía, el único punto a tratar será el “Análisis y en su caso aprobación del Cabildo para que, en el municipio de Orizaba, Veracruz, se prohíba a toda persona física o jurídico colectiva la colocación, instalación o fijación de propaganda política o electoral, en forma física incluyendo la de carácter pintada o adherida, así como la que se instala en pendones, mamparas fijos o móviles en cualquier espacio público visible al público, ya sea por sí misma o por interpósita persona, con la única excepción a lo anterior, serán los elementos propagandísticos que los particulares coloquen al interior de inmuebles de su propiedad, que no puedan ser apreciados desde la vía pública, así como aquellos que las organizaciones políticas coloquen para dar identidad a sus instalaciones u oficinas. Estas últimas deberán contar con el visto bueno de la coordinación de Ecología y la autorización de la Dirección de Desarrollo Económico, quien además llevará un registro pormenorizado de las mismas”.

Cabe mencionar que previo a cada proceso electoral el Cabildo de Orizaba sesiona y estipula las áreas que permitirán la colocación de propaganda, sin tocar el Centro Histórico.

No obstante de permitirse de manera equitativa la ubicación de la misma en ciertos puntos, como son carteleras municipales, el partido en el poder copta todos los grandes espacios publicitarios.

A LA OPINIÓN PÚBLICA by E-consulta Veracruz on Scribd