Veracruz, Ver.- Con los estantes semi vacíos y algunas flores marchitas que esperan la llegada de sus compradores, es como se observa a primera vista la florería Violetas, de doña Guillermina.

La mujer cumple 45 años viviendo de aquel oficio que le ayudó a mantener a sus hijos y que ahora se convirtió en un negocio familiar del que dependen nueve personas.

Florería Violetas, 45 años que marchitan por bajas ventas

El cierre de negocios no esenciales y los cortes de vialidad en el primer cuadro de la ciudad que se implementaron por la pandemia de covid-19, causaron la peor crisis para el negocio, sin embargo, poco a poco se recuperan.

"Yo aquí llegué muy jovencita, aún no tenía mis hijos, aquí hice mi vida y todo, aquí está mi patrimonio", dijo la mujer de cabello blanco y arrugas que reafirman los años que lleva en aquel negocio.

Ella y su esposo fueron uno de los primeros locales de flores en fundarse al lado del Cementerio Particular Veracruzano, ni siquiera existía el tradicional Mercado de Flores, donde actualmente se surten, por lo que su esposo tenía que ir hasta la Ciudad de México para poder adquirirlas.

Ahora son alrededor de cinco los negocios dedicados a las ventas de flores los que vieron mermadas sus ventas hasta 80 por ciento, debido a eso muchos de ellos afirman haber tenido que tirar su producto, porque se echó a perder.

Pese a eso se resisten a cerrar permanentemente, debido a que es el único ingreso con el que cuentan, de igual manera los proveedores que les surtían se vieron en la necesidad de cerrar por algunos meses.

"Nos han dicho que ya no siembran como antes, por lo mismo, ellos también tiraron mucha flor al principio, porque nosotros ya no íbamos a comprar, nadie iba a comprar", aseguró Guillermina.

No esperan tener ventas para el Día de Muertos

Las temporadas más fuertes, que servían para salir a flote en años complicados, eran el 14 de febrero y 10 de mayo, está última no lograron percibir ni siquiera la mitad de sus ventas que en años anteriores tenían.

Mientras que, en las próximas fechas de Día de Muertos ya perdieron todas las esperanzas de poder recuperarse, ya que –afirman- los panteones siguen sin abrir de manera normal.

"No creo que haya gran venta (...), ya no es nada de lo que en algún tiempo fue", admite triste Guillermina.

Otra de las fechas que aún mantienen en expectativa es el 12 de diciembre, debido al cierre de iglesias, lo cual también dañó severamente las ventas, no creen poder recuperarse este año.

"Yo le pido mucho a Dios que tengamos un poco de venta, para que podamos salir adelante con esto", dijo Guillermina.

Sin apoyo sobreviven a pandemia

En el local de flores que está junto al de Guillermina se encuentra la señora Victoria Villalvazo, hace cuatro años heredó la florería de su suegra, quien al igual que Guillermina llevan resistiendo ante la falta de clientes.

Ella reclama que desde que inició la pandemia no han recibido algún apoyo que los pueda ayudar a sobrellevar la crisis, "vamos al día, a veces solo para comer sacamos", lamentó.

Admite que hace un par de días decidió comprar algunas flores de cempasúchil, pero que las terminó tirando a la basura, ya que no logró vender ninguna, al igual que decidió no adquirir más mercancía para no arriesgarse de nueva cuenta. 

Al igual que los pequeños negocios de Victoria y Guillermina, 92 .2 por ciento de las empresas en el país no contaron con ningún tipo de apoyo, esto según los datos que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La encuesta estima que, de un millón 873 mil 564 empresas, solo 146 mil 782 contaron con algún tipo de apoyo, lo que representó solo 7.8 por ciento, esto durante el mes de abril.

Las principales razones por las cuales las empresas no recibieron apoyo para atender la contingencia, fueron porque no tenían conocimiento, ya que a nivel nacional se registró 37.4 por ciento, en las microempresas un 37.7, en las medianas y pequeñas 34.5 y 30 por ciento en las grandes.

Por otro lado, 21.6 de estas últimas mencionaron que no cumplieron con los requisitos para recibir apoyos de alguna instancia y 26.1 declaró que no ha sido necesario solicitar apoyos.

Mientras que Victoria y Guillermina formaron parte 37.7 por ciento de las micro empresas que no tuvieron conocimiento de algún tipo de apoyo para hacer frente a la pandemia.