Veracruz alcanzó el primer lugar nacional en cuanto a casos de secuestro, reconoció la Fiscal General del Estado (FGE), Verónica Hernández Giadáns.

No obstante, la funcionaria presumió que la incidencia disminuyó en un 50 por ciento respecto a la pasada administración, lo cual calificó de un "trabajo excelente".

"No puedo negar que seguimos en segundo o primer lugar en las estadísticas nacionales; sin embargo, afirmo que es con menos del 50 por ciento de los secuestros y eso habla de un trabajo excelente", observó.

Abundó que en el estado durante su gestión se han desarticulado más de 30 bandas de secuestradores con resultados muy positivos; de ahí que la entidad es un "ejemplo" en combate al secuestro.

Además, resaltó que las detenciones por secuestro aumentaron en más de un 70 por ciento.

La fiscal destacó el proyecto de ampliar las cuatro sedes de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro para lograr en 2021 contar con una unidad por fiscalía regional.

Esto a la par de los proyectos de remodelar los Servicios Médicos Forenses en la entidad, además de la apertura de uno más en Nogales, en la zona de Altas Montañas.

"Espero que a mediados o finales de noviembre iniciemos las obras y ya remodelamos el Semefo de Coatzacoalcos y así iremos tratando de remodelar y dignificar un poco los Semefo que tenemos en todo el estado".

En otro tema, Hernández Giadáns explicó los rezagos en la identificación de restos humanos, al grado que el número de cadáveres sin identificar aumentó de mil cuando inició funciones en septiembre de 2019 a 1,200 en octubre de 2020.

"No es un tema que nosotros hayamos propiciado. Era un tema abandonado, que no era atendido por el anterior fiscal y por quien estaba al frente del área de desaparecidos ahora es una nueva cara, una nueva actitud y un nuevo compromiso por parte de la Fiscalía para atender el tema”.