ALVARADO, VER. - Familiares de Silvia Rojas Rascón, Enrique Rojas Rascón y María Isabel Jaimes denunciaron su detención arbitraria por elementos de la Policía Municipal de Alvarado la tarde de este martes 20 de octubre.

De acuerdo con lo relatado por Carmen Indira Rojas, hija de una de las detenidas, las tres personas viajaban de Ángel R. Cabada hacia el municipio de Tierra Blanca, luego de comprar miel de caña que utilizan para comercializar en su ciudad de origen, cuando fueron detenidos sobre la carretera federal 180 por los agentes policiales para una revisión.

Los elementos de la policía de Alvarado señalaron que debían revisar si el contenido en las garrafas que transportaban era realmente miel o "huachicol", para lo que necesitaban detenerlos para que un perito especializado determinara la composición del producto.

 

 

A pesar de que se ofrecieron las facturas de compra del producto, así como la posibilidad de abrir los recipientes donde se transportaba el producto, para que los oficiales verificaran que no se trataba de combustible robado o "huachicol", estos se negaron y procedieron al arresto, señalaron familiares.

Del mismo modo, afirmaron que entre la detención y el momento en el que fueron puestos a disposición de la Fiscalía General del Estado pasaron aproximadamente 10 horas, mientras tanto los mantuvieron aislados en una celda sin las medidas de protección para evitar riesgo de contagio de covid-19.

 

 

"A las 3:30 detienen a mi mamá, su hermano y su esposa, los detienen injustamente policías municipales fuera de su jurisdicción, toda vez que los detienen en carretera federal (...), les dicen que qué traen en las garrafas, mi tío les dice que miel de caña, ellos les dicen que tienen que revisar porque posiblemente es huachicol y para que prueben que no es huachicol necesitan un perito experto, ellos les dicen que los van a revisar y los van a detener", señaló.

Al presentarse en la comandancia de la Policía de Alvarado, a los familiares de los tres detenidos se les negó información para realizar la defensa legal por la detención, solo se les dijo que habían sido requeridos para una revisión por la sospecha de transportar "huachicol", pero al agredir a los oficiales en el procedimiento los había puesto a disposición de la Fiscalía General del Estado por ultraje a la autoridad.

Carmen Indira Rojas, hija de Silvia Rojas Rascón, señaló que en ese momento se acudió a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado con sede en Alvarado, en donde se informó, primero, que no habían sido presentados y, horas más tarde, que se realizaban los peritajes para distinguir si lo transportado era miel o huachicol.

"Mi tía se comunica con ellos y de ahí no sabemos nada de ellos, de no ser por esa llamada no sabríamos nada de ellos, venimos a la Policía Municipal y nos dijeron que no nos podían decir quién los había detenido, ni a qué hora, ni nos podían decir que patrulla, lo único que nos dijeron es que ya los iban a poner a disposición con el fiscal por agredirlos a ellos, fuimos a Fiscalía y ahí nos dijeron que no sabían nada".

Los familiares señalaron que testigos presenciaron que la detención se hizo de forma violenta por parte de los policías municipales de Alvarado, sin leerles sus derechos ni precisar el delito por el cual eran arrestados.

Del mismo modo, indicaron que se tuvo comunicación el mismo día de la detención con el presidente municipal, Bogar Ruiz Rosas, a través de un miembro del cabildo de Alvarado, pero el alcalde solo pidió a los familiares de los detenidos esperar al día siguiente para buscar resolver el problema.

"El presidente municipal de Alvarado, Bogar Ruiz, tiene total y pleno conocimiento de que tienen detenidas ilegal y arbitrariamente a tres personas ilegalmente, dos mujeres y un hombre, otra cosa es que tienen expuestas a dos personas que tienen diabetes al contagio de covid-19".

El caso fue difundido y viralizado en redes sociales la madrugada de este miércoles 21 de octubre, luego de que una de las familiares de los detenidos realizó una transmisión a través de la red social Facebook, en donde narró los detalles generales de la situación y pidió ayuda de las autoridades para que no pasaran la noche en los separos de la comandancia municipal.

 

 

No obstante, hasta esta mañana las tres personas permanecían detenidas, en espera de que se definiera su situación legal y sin posibilidades de tener comunicación con sus familiares. Al respecto, el Ayuntamiento de Alvarado no ha emitido ninguna comunicación