Veracruz, Ver.- La Fiscalía General del Estado (FGE) activó la alerta amber por la desaparición de dos menores de edad, quienes fueron vistos por última vez en su domicilio en el puerto de Veracruz.

De acuerdo con el reporte Alerta Amber-Ver/183, se trata de Melanie Yoridet Romero Domínguez de cuatro años. La menor cuenta con las siguientes características: cabello lacio a media espalda, ojos café claro, boca grande, labios delgados, nariz pequeña y tez blanca.

El otro menor desaparecido responde al nombre de Eduardo Alexis Romero Domínguez, quien tiene cara redonda, cabello corto color negro, ojos café oscura, boca mediana, labios delgados, nariz pequeña y tez morena oscura.

Según la cédula de la Alerta Amber los menores salieron de su domicilio en compañía de Carla Adelaida Romero Domínguez y Jesús Alexis Chávez, quienes no manifestaron a donde se dirigían.

Hasta el momento se desconoce el paradero de los niños, por lo que sus familiares temen que puedan ser víctimas de un delito.

Las personas que cuenten con información del paradero de los menores pueden comunicarse a los teléfonos 01 800 00 85 400 (Alerta Amber México) y 01 800 89 07 288 (Alerta Amber Veracruz).

¿QUÉ ES LA ALERTA AMBER?

La Alerta Amber es una herramienta de difusión que ayuda a localizar y recuperar con prontitud a niñas, niños y adolescentes que padecen riesgos de sufrir daños por motivos de no localización u otras circunstancias donde se presuma la comisión de un delito ocurrido dentro del país.

Dicho programa es independiente de la denuncia o proceso penal que inicie la Fiscalía General del Estado (FGE) en contra de los responsables de las desapariciones de los menores en cuestión,

Con la activación de la Alerta Amber se inicia la difusión masiva de los datos de los menores desaparecidos en todos los medios de comunicación disponibles y se solicita la participación de todos los órdenes de gobierno y sociedad civil.

CRITERIOS CON LOS QUE SE ACTIVA LA ALERTA AMBER

La alerta Amber se activa cuando la desaparición de un menor cumple con los siguientes criterios:

1. Que la niña, niño o adolescente sea menor de 18 años.
2. Que se encuentra en riesgo inminente de sufrir daño grave a su integridad personal.
3. Que exista información suficiente: nombre, edad, sexo, características físicas, señas particulares, padecimientos, discapacidades, vestimenta que portaba al momento de la ausencia, así como la descripción de las circunstancias de los hechos, las personas y vehículos involucrados, la última vez que fue vista y alguna otra información que se considere relevante.