José Alfredo “N” y su novia Sandra “N” fueron detenidos por haber simulado un secuestro por el que exigieron un rescate de 70 mil pesos a familiares de la joven de 22 años, originaria del municipio de Zentla, Veracruz.

Los dos jóvenes fueron detenidos en la terminal de autobuses de Mérida, Yucatán, la madrugada del 20 de octubre. Para entonces, la pareja ya había cobrado 13 mil 500 pesos a familiares de Sandra “N”, quien cumplía seis días desaparecida. 

Por estos hechos, Sandra “N” y José Alfredo “N” fueron imputados ante un juez de control por el delito de secuestro, en su modalidad simulación. La joven enfrentará su proceso en libertad, mientras que su pareja permanecerá recluido un año en el penal de La Toma, en Amatlán de Los Reyes, hasta que su juicio concluya.

 

 

Familiares de Sandra “N” reportaron su desaparición el 14 de octubre pasado, y refirieron que la última vez que la vieron a salvo fue a las13:00 horas, cuando salió de Zentla, en la región de Las Altas Montañas, hacia el municipio de Paso del Macho. Allí, avisó, compraría medicamentos y cosméticos, pero no regresó.

Horas más tarde, “José Alfredo “N” contactó a la familia de su novia, mediante mensajes de texto, para avisarles que ella estaba secuestrada y que debían pagar 70 mil pesos para recuperarla con vida. Sin embargo, la treta fue descubierta por elementos del departamento de negociación de la Unidad Especialidad en Combate al Secuestro (UECS).

 

 

Sandra “N” en realidad tomó un autobús hacia la ciudad de Mérida, sin informar a su familia, para reunirse con su novio, originario de Huatusco, Veracruz, pero que radicaba en ese municipio de Umán, Yucatán.

Ya instalados en Yucatán, la pareja exigió un pago de 70 mil pesos a la familia de Sandra “N”. El 19 de octubre los parientes de la joven hicieron un primero depósito por mil 500 pesos con lo que José Alfredo “N” compró un boleto de autobús para Sandra.

Ese mismo día la familia hizo un segundo pago por 12 mil pesos a una cuenta de Saldazo. Mediante labores de inteligencia la UECS de Veracruz ubicó el paradero de la joven y solicitó la colaboración de la UCES de Yucatán para su localización.  Ambos fueron detenidos en la terminal de autobuses y puestos a disposición de un juez de Veracruz.

Las labores de la Fiscalía General del Estado (FGE) para encontrar a Sandra “N”, se destinaron cuando Veracruz se ubica en segundo lugar a nivel nacional por el delito de secuestro con 101 denuncias entre enero y septiembre de 2020; la entidad solo es superada por el Estado de México, con115 querellas.