Ante el pronóstico de rebrote de Covid-19 realizado desde mayo por el subsecretario de Salud federal, Hugo López-Gatell, la alta incidencia de enfermedades crónico-degenerativas en Veracruz representa un riesgo inminente para sus habitantes.

De acuerdo con el boletín epidemiológico de la Secretaría de Salud federal, la entidad veracruzana encabeza los registros de personas que padecen enfermedades crónico-degenerativas como diabetes, hipertensión arterial y obesidad.

Constantemente, el subsecretario López-Gatell ha señalado que quienes integran estos grupos vulnerables a causa de la pandemia del coronavirus Covid-19 enfrentan un mayor riesgo de sufrir un cuadro grave si contraen el virus.

SEGUNDO LUGAR EN DIABETES EN 2020

Según reportes federales, en 2020 Veracruz ocupa el segundo lugar nacional tanto en incidencia de diabetes mellitus tipo dos como en hipertensión arterial y la quinta posición en pacientes con obesidad.

El boletín semanal de la Dirección General de Epidemiología (DGE) indica que el estado acumula 20 mil 860 pacientes con diabetes mellitus dos no insulinodependiente en lo que va del año, hoy potenciales a un cuadro grave de Covid-19.

Reportes de la DGE también señalan que el territorio costero concluyó 2019 con 36 mil 416 personas con diabetes mellitus tipo dos, de las cuales más del 60 por ciento eran mujeres al momento del diagnóstico.

La Encuesta Nacional de Salud (ENSANUT) 2018, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (NEGI) reveló que ese año el 11.9 por ciento de los veracruzanos de 20 años y más padecía diabetes.

Dicha cifra equivale a cerca de 966 mil veracruzanos, si se toma en cuenta el Censo de Población 2015 que llevó a cabo el INEGI.

La diabetes mellitus es una enfermedad crónica en la cual el cuerpo no puede regular la cantidad de azúcar en la sangre, debido a que el páncreas produce muy poca insulina o presenta resistencia a ella.

CON LA HIPERTENSIÓN, LA MISMA HISTORIA

Los números del sistema de salud federal demuestran que Veracruz también ocupa el segundo lugar a nivel nacional con mayor número de pacientes con hipertensión arterial.

Con base en el reporte semanal de la DGE, la entidad veracruzana acumuló 26 mil 526 personas con hipertensión arterial durante las primeras 41 semanas de 2020, apenas 172 casos menos que el Estado de México, que ocupa el primer lugar en toda la República Mexicana.

La misma fuente indica que Veracruz culminó 2019 con 33 mil 971 pacientes hipertensos; seis de cada 10 eran mujeres al momento de ser diagnosticadas con esta enfermedad crónica.

Mientras tanto, la ENSANUT 2018 reveló que ese año el 23.6 por ciento de la población de 20 años y más en Veracruz tenía hipertensión arterial, es decir, 915 mil personas.

En su portal, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cita que la hipertensión arterial es una enfermedad crónica que aumenta la presión con la que el corazón bombea sangre a las arterias, para que circule por todo el cuerpo.

Sobre cuestiones de obesidad, el estado suma 14 mil 467 pacientes con una cantidad excesiva de grasa corporal. Esta enfermedad es causante de padecimientos cardíacos, diabetes, presión arterial alta y algunos tipos de cáncer.

ENFERMEDADES CRÓNICAS, RELACIONADAS A LA MALA ALIMENTACIÓN

De acuerdo con Hugo López-Gatell las enfermedades crónico-degenerativas están relacionadas principalmente con la mala alimentación causada por el consumo de productos de bajo valor nutricional y alto nivel calórico.

Sin embargo, fue el mismo subsecretario de Salud quien al inicio de la pandemia advirtió que la mala alimentación no es sólo por voluntad de los ciudadanos, sino también por su falta de acceso a la comida y a los ingresos que obtiene cada familia.

Datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) indican que cerca del 50 por ciento de los veracruzanos no cuenta con posibilidades para adquirir la canasta alimentaria.

Esto quiere decir que la mitad de la población del estado de Veracruz tiene un sueldo menor al costo de la canasta alimentaria, que en septiembre tuvo un valor de mil 671 pesos en zonas rurales.

Debido a ello los veracruzanos no satisfacen la necesidad de comprar alimentos con valor nutricional y, en cambio, los sustituyen por productos ricos en carbohidratos y azúcares, responsables de la alta incidencia de enfermedades crónicas en el estado.

EN ALERTA POR SIGNOS TEMPRANOS DE REBROTE

Aunque Veracruz permanece en color amarillo en el semáforo epidemiológico de Covid-19, los signos tempranos de rebrote en ocho entidades federativas y el inicio de la temporada estacional de influenza activó la alerta en todo el país.

El subsecretario López-Gatell informó que, en comparación con las 12 semanas previas, los contagios de coronavirus ya no están disminuyendo con la misma velocidad durante la última semana.

"La epidemia en México sigue activa, tenemos ya un cúmulo de 12 semanas en reducción, pero en esta última más reciente que de acuerdo al registro es la 41, ya no está disminuyendo a la velocidad que lo estaba haciendo", advirtió.

El domingo 18 de octubre de octubre el director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), Ruy López Ridaura, manifestó que ocho estados del país muestran signos claros de rebrote.

Estas entidades son Aguascalientes, Coahuila, Chihuahua, Durango, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas.