Veracruz, Ver.- Los colores rosa pastel y verde que contrastan con los tonos cafés, llaman la atención de los transeúntes que caminan por la avenida 1 de Mayo, casi en la esquina Alacio Pérez, de la colonia Ricardo Flores Magón.

Es la "Bomba Cafetería", un pequeño local comercial que acaba de abrir sus cortinas, en medio de una crisis económica que causó el cierre de miles de negocios en la ciudad de Veracruz por la pandemia de covid-19.

Hace más de un año Geovanni y Samira emprendieron el sueño de crear su propia cafetería, tomaron la decisión de salirse de sus trabajos como chefs de un reconocido restaurante del puerto de Veracruz y comenzaron a construir aquel proyecto, que hoy en día se encuentra plasmado en ese negocio.

Los dos jóvenes decidieron invertir todos los ahorros que tenían para construir un lugar donde la gente pudiera degustar sus platillos, pero al mismo tiempo sentirse en un ambiente de tranquilidad y con una esencia jarocha.

"Teníamos algo de miedo, porque en no sabíamos básicamente cómo empezar, pero empezamos dándole un nombre", recodó Geovanni.

Pandemia no frenó a Geovanni y Samira para abrir cafetería en Veracruz

Covid pausó sus planes

Después de acomodar ideas, de cotizar con proveedores, sacar los permisos correspondientes y de encontrar un lugar donde establecerse, parecía que todo estaba listo para la apertura, pero nunca se imaginaron que una pandemia llegaría a posponer sus planes.

Los dos jóvenes tenían contemplado la inauguración en el mes de marzo, fecha en la que el covid-19 hacia acto de presencia en el estado, debido al cierre de comercios no esenciales y al paro de actividades, decidieron esperar a que la situación mejorara.

Conforme fueron pasando los meses veían que las condiciones no estaban mejorando y que la cuarentena cada vez se alargaba, mientras que la desesperación los invadía.

"Por la contingencia tuvimos que aplazar nuestros sueños, tuvimos que aplazar muchas cosas, pero también nos ayudó a salir adelante, a ser más fuertes y a hacer más dinero, para que la cafetería no solo fuera algo simple o cafetería", dijo Samira

Pese a los retos que la pandemia les impuso, los meses que estuvieron sin laborar les sirvió para crear nuevas ideas e incluso implementar el servicio a domicilio, con el cual lograron juntar más dinero para terminar los diseños del local y hacerse de algunos clientes, quienes hasta la fecha se mantienen fieles al negocio, dijo Geovanni.

Medidas sanitarias no implicaron problemas para abrir

Luego de que el estado y el municipio de Veracruz pasara a semáforo naranja, cientos de negocios retomaron sus actividades, todos ellos con las nuevas medidas sanitarias que la Secretaría de Salud exige.

Lo que significó para muchos un gasto extra de en la compra de tapetes sanitizantes, cubrebocas y desinfectantes, ellos también tuvieron que adquirir varios insumos adicionales para cumplir con todas las normas de sanidad, lo que significó un gasto extra.

Afirman que a pesar de todos los gastos que conllevó abril este negocio en medio de la pandemia, los cuales alcanzaron los 50 mil pesos, entre la remodelación del lugar y los permisos, los nuevos aprendizajes y la experiencia que les trajo como emprendedores ha valido la pena al ver que su negocio fue muy bien recibido por los jarochos.

"Las medidas de higiene para los clientes si es un poquito de gasto, pero es más que nada para cuidarlos a ustedes", afirmó Geovanni.

Solo 40 por ciento de negocios logró volver después de cuarentena

El presidente de Canaco-Servytur Veracruz, José Antonio Mendoza García, señaló que a pesar de que los negocios del puerto reanudaron actividades siguen sin percibir los mismos ingresos.

Dijo que solo 40 por ciento de los comercios lograron volver a abrir sus puertas, mientras que 30 por ciento cerraron definitivamente por causa de la pandemia y el otro 30 sigue esperando a que la situación mejore para reanudar actividades.

Debido a que la mayoría no logró soportar los cobros de renta e impuestos los cuales no fueron condonados.

También dijo que la recuperación del sector empresarial será muy lenta y que al menos tomará cerca de dos años recuperarse de esta crisis.

"No es fácil la reactivación es como empezar un negocio nuevo y sin clientes y eso que cuando lo empiezas tienes capital y tiene mercancía, en esta ocasión con la pandemia empezaría de cero sin capital y con una serie de deudas", aseguró Mendoza García.

Mencionó que en el centro de la ciudad se lograron recuperar más de 400 empleos directos e indirectos más de 2 mil.

Puntualizó que los comercios están esperando la llegada del "Buen Fin" el cual tienen planeado alargarlo a dos semanas, para recuperarse en sus ventas, por lo que muchos empresarios ya se están integrando a este programa.

Una de las expectativas es llegar a los 800 millones de pesos, esto en el estado de Veracruz.

Pese a todo lo anterior y a la crisis, sigue habiendo personas como Geovanni y Samira que demuestran que sí es posible abrir un negocio en medio de una crisis, ellos vieron en esta pandemia una nueva oportunidad de emprendimiento.