Coatzacoalcos, Ver.- Han pasado siete meses y los integrantes de agrupaciones musicales como "Marimba Orquesta Ilusión", no han pisado un escenario o amenizado un evento dentro de un salón de fiestas.

Desde que inició la contingencia sanitaria por el covid-19 se sumaron a la lista de los más de mil contratos de artistas cancelados o suspendidos en la región sur de Veracruz.

Tocando en calles y vendiendo instrumentos, afrontan músicos pandemia

Con la nueva normalidad, quedaron atrás las canciones en vivo de cumpleaños, cumbias para bailar y letras para cantar en los festejos.

"Con esto de la pandemia sí nos está yendo mal, a parte la economía ya estaba un poco baja y con esto nos vino a acabar, pero gracias a Dios ahí vamos y con la ayuda de la gente pues tocando en las calles nos cae algo", expresó Osiel Villalobos Cruz, representante de la agrupación que durante varias semanas tocaba en las calles para llevar el sustento a su familia.

Músicos tocando y cantando en las calles de diferentes municipios veracruzanos ha sido una de las constantes principales, durante la pandemia del coronavirus.

De esta manera los integrantes de las agrupaciones logran juntar para llevar algo a sus familias, pues al menos la mitad de la agrupación de marimba dependen al cien por ciento de la música.

"Llevamos ya varias semanas con recorridos, hemos andado en El Tesoro, Rancho Alegre y El centro, donde quiera hemos andado. Para llevar el sustento a nuestras familias, ya que varias familias dependen de nosotros, aquí hay cinco familias que dependen de la música", reitera Osiel.

Algunos venden sus instrumentos para subsistir

Músicos veracruzanos sobrevivieron los primeros meses del confinamiento con sus ahorros, que hoy en día se han terminado, al grado de que han tenido que deshacerse de sus instrumentos musicales para llevar comida a sus familias.

José Roberto Urbano Villegas, secretario general del Sindicato de Músicos y Filarmónicos en Coatzacoalcos, indicó que al menos el 40 por ciento de las agrupaciones o artistas de la ciudad, ya vendió o empeño sus instrumentos o equipo de audio.

"La verdad los compañeros se han deshecho de sus instrumentos para mantener a sus familias, hay quienes dependen de otras actividades para trabajar, pero sabemos que hay quienes viven de la música y son los más afectados, ellos nos dicen que han vendido ya lo que tenían, porque no la ven", aseveró.

Esta organización aglutina a más de 200 músicos, cantantes y dueños de agrupaciones, todos con el mismo problema: sus eventos fueron cancelados o suspendidos.

Las personas han respondido a su música y además de aplaudirles reciben algunas monedas y hasta productos de la canasta básica cuando se encuentran a los conjuntos cantando en las calles, aunque eso no es suficiente.

"Desgraciadamente fuimos los primeros en parar y seremos los últimos en regresar y pues no nos queda de otra más que aguantar", manifestó el dirigente sindical.

Contratos cancelados y sin apoyos del gobierno federal

Urbano Villegas lamentó que desde marzo pasado fueran cancelados y/o suspendidos más de mil contratos musicales, con diferentes grupos y artistas independientes.

De esta cantidad por lo menos el 50 por ciento ya no se recuperarán y el resto podrían cerrarse hasta el 2021.

"Teníamos como esperanza de que la situación se reactivara a partir de octubre, los últimos tres meses del año y que nos dejaran tocar porque son las fechas fuertes para los eventos, pero no paso y tenemos cancelado todo ahorita, nos han cancelado 10, 15 o 5 contratos que teníamos", reiteró.

Apenas en este mes, algunos grupos comenzaron a ser contratados para cantar y tocar en eventos familiares pequeños, sin embargo, son muy contados y con un cobro menor a lo que estaban acostumbrados, pues no se pueden dar el lujo de perder más trabajos.

Aunado a ello, aun cuando solicitaron ser integrados al padrón del programa "Crédito a la palabra" que impulso el gobierno federal como apoyo a diferentes sectores afectados por la pandemia, los músicos no fueron aceptados y no recibieron ningún tipo de apoyo, denunció el secretario general.

"Se solicitó y se firmó un acuerdo que nos harían un préstamo y desgraciadamente no llego, hasta ahorita no hay nada de apoyo para el gremio musical", reafirmó.

Los músicos lamentan que la situación no mejore para este gremio, pues serán los últimos en regresar a trabajar, por lo que seguirán tocando en las calles o vendiendo lo que les queda para mantener a sus familias.

"Gracias a Dios nos apoyado la gente, de antemano le agradecemos porque nos han apoyado bastante".