El nuncio apostólico del Vaticano en México, Franco Coppola, consideró que las uniones civiles entre personas del mismo sexo no pueden ser llamadas matrimonio, eso generaría confusión entre la población.

En conferencia de prensa en la capital del estado, en el marco de la celebración a Rafael Guízar, aseguró que el Papa Francisco no apoya que las parejas de personas del mismo sexo se denominen matrimonio, sin embargo, respeta los derechos de parejas gay.

El católico reiteró que se malinterpretó la declaración del líder católico cuando se aseguró que apoyaba los matrimonios igualitarios.

“No es nada nuevo, aunque en estas cosas es muy importante los términos que se utiliza. El Papa dijo que las personas que tienen tendencia homosexual tienen derecho de quedarse en familia, lo dijo porque hay lugares en donde se quedan fuera de casa”, explicó.

Y se pronunció por generar leyes civiles para que se reconozcan los derechos de una pareja que vive unida, “eso siempre ha sido reconocido. Lo que la iglesia ha dicho es que es una confusión llamarlo matrimonio. El matrimonio es una institución donde hay una madre y hay hijos”.

Al referirse al tema de la pederastia, mencionó que el tema ha golpeado “muchísimo” a la Iglesia por el hecho que cuando un niño o joven confían en la Iglesia los sacerdotes, el lugar de ayudados a crecer a conocer al Señor, los han herido.

"Veo que no es una herida que sana, no sé si sana con facilidad o no sana para nada. He encontrado personas que tienen dentro de sí mismos la pesadilla que es lo que han vivido. No sé si algún día alcanzarán a sanar, es algo muy grave", dijo en conferencia de prensa.

El católico observó que la violencia no solo se vive en las iglesias, se ha generalizado en el seno familiar y en la escuela, “no sé si esto tiene alguna consecuencia después en esta facilidad de ser violentos, que la sociedad mexicana experimenta a pesar de ser católica. No sé si tiene relación", reconoció.