Orizaba, Ver.- A un año de que uno de los cuerpos hallados en las fosas de Los Arenales, en Río Blanco, fuera devorado en parte por animales, integrantes del Colectivo de Familiares de Desaparecidos Orizaba-Córdoba indicaron que la queja que interpusieron por esa causa se reactivó y esperan que se finquen responsabilidades.

Ese hecho sucedió el 7 de marzo del 2019, cuando en una fosa de unos 20 metros cuadrados se encontraron indicios de un cuerpo, pero debido a que ya eran las 18 horas, se dio la indicación de terminar las labores pues ya no tendrían luz para exhumarlo.

Araceli Salcedo Jiménez, representante del Colectivo, indicó que a la fiscal Fabiola Melo le hicieron saber que en la zona había animales carroñeros y el cuerpo estaba muy expuesto, pero le restó importancia y se les dijo que la SSP haría el resguardo; sin embargo, sólo se colocó un plástico negro encima.

Al día siguiente, cuando las integrantes de esa agrupación regresaron, vieron que había ocurrido lo que temían: el dorso de la víctima había sido mordisqueado por animales carroñeros.

Mencionó que por esa situación se interpuso una queja ante la Comisión de Derechos Humanos, pero ese organismo se declaró incompetente; sin embargo, en días pasados recibieron un oficio en donde la Dirección de Atención a Víctimas y Grupos en Situación de Vulnerabilidad, les hizo saber que se acordó solicitar a la SSP, en su calidad de autoridad responsable, que presente un informe en un término de 15 días hábiles.

“Es algo que no vamos a dejar de darle continuidad, tienen que responder, no puede ser que ese lugar nos dijeran: se queda en resguardo, y al otro día regresáramos y se hubieran comido el cuerpo de esa persona".

"Creo que es algo muy muy inhumano, tendrían que haber hecho un buen resguardo, o solamente que esperaran que el resguardo lo hiciéramos nosotros las familias”, comentó.

Araceli Salcedo comentó que además de esto hay otro proceso pendiente que es el de la fiscal Fabiola Melo, la cual se fue por pedir dinero.

Cabe recordar que en las fosas de Los Arenales se han encontrado un total de 16 cuerpos sin que a la fecha se haya dado por agotado ese lugar.

La primera etapa de búsqueda se dio en el 2018, por el mes de abril, posteriormente se encontraron otros restos a finales de año y en una tercera etapa otros más en los primeros meses del 2019.

Aunque en ese lugar se cree existen más cuerpos inhumados de manera clandestina, en el mes de junio las integrantes del Colectivo de Familiares de Desaparecidos Orizaba-Córdoba se vieron obligadas a suspender la búsqueda por considerar que no había condiciones de seguridad.