Ixtaczoquitlán, Ver.- Desesperación de ver que nadie les da respuesta, pero también decepción porque las autoridades no tienen tiempo para ellos, es lo que sienten los familiares de Joel Reyes Flores, Daniel García Reyes, Ricardo Montesinos Núñez, Jorge Obet Reyes Flores, Humberto Gil García, Jorge Enríque Alducin y Luis Carrera Valdez.

El 26 de octubre de 2019, Joel, de 43 años; Ricardo, de 20; Daniel, de 26, y Humberto, de 32 años, acudieron a Fortín a traer pacas de ropa americana para vender, sin embargo, de regreso fueron detenidos por elementos de la Policía de Ixtaczoquitlán.

Fue hasta tres horas después que se les permitió llamar a sus familiares para avisarles que estaban en la comandancia y les pedían el pago de una multa administrativa para liberarlos.

A ese lugar se dirigió Luisa Carrera Valdés, de 30 años, Jorge Obet Reyes Flores, de 41 años y Jorge Alducín, de 45, así como su abogado y el menor hijo de éste.

La multa administrativa fue cubierta, pero a escasos 20 metros de la comandancia, fueron nuevamente detenidos y nadie volvió a saber de ellos.

Del abogado y su hijo sí, pero nunca declararon sobre ese asunto porque les dicen que no hay argumentos legales para llamarlos.

Desde entonces relata Belem Flores Reyes, hermana de Jorge Obet y Joel, la vida les cambió, un día después comenzó el peregrinaje por la inspección de Policía de Ixtaczoquitlán, la Fiscalía, el C4, las comandancias de los municipios vecinos, para ver si alguien sabía algo de ellos, pero la respuesta era la misma: no los habían visto.

Desde entonces solicitaron el apoyo del Colectivo de Familiares de Desaparecidos Orizaba-Córdoba; con sus integrantes han hecho marchas, plantones, y han pedido ayuda a diputados, pero no la encuentran.

Recordó que hubo una visita que agendó el encargado de Política Regional en la zona, Arturo Cadena, con el gobernador del estado, en Orizaba, pero al llegar al lugar, les dijeron que solamente entrarían ellos, pero la representante del Colectivo, Araceli Salcedo, no, “porque lo que quería era politizar la situación”.

"Le voy a decir, ella es la única que ha tenido el tiempo para hacer una búsqueda de campo de mis hermanos, de mi cuñada, porque en la Fiscalía nos dicen que no hay avances, ahorita se escudan en lo de la pandemia".

Agregó que el juez que tiene el caso ha realizado varias audiencias, pero pese a ser parte interesada a ellos no les notificaron.

“Nosotros no vamos a optar por el olvido ni el carpetazo, queremos que los busquen, si no quieren hacer el trabajo ni acompañarnos, que nos manden recursos, pero que no hagan la simulación, porque se han tenido ya planes de trabajo autorizados y hasta ahora no hay nada".

Incluso, recordó, se reunieron con el subsecretario de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, quien les dijo que se comprometía a que la Comisión Estatal de Búsqueda los apoyaría y realizarían la búsqueda, pero hasta ahora no hay nada.

Mencionó que cuando se dio a conocer este caso supieron de otros más, algunos más rezagados, y en total son 16 casos en los que se sabe que las personas desaparecieron de la misma manera: los detuvo la policía y no se volvió a saber de ellos. 

Este lunes, comentó, el secretario de Gobierno nos dijo que después de su evento nos iba a atender, “como diciendo: váyanse y después los atiendo, pero no es así, hasta nos aventó la camioneta para que nos quitáramos”.

Después, indicó, saben que anduvo con el alcalde, que se fue a comer con empresarios transportistas, “para ellos sí hay tiempo para atenderlos”.