Familiares, amigos y vecinos de Gustavo Ortiz Hernández exigieron justicia tras la presunta ejecución extrajudicial del joven, ingresado a las instalaciones de San José el  sábado 24 de octubre. Responsabilizan a policías estatales de la detención ilegal y su muerte.

La carroza fúnebre, en la que se transportaba el cuerpo de Gustavo recorrió las principales calles de la ciudad, incluso, pasaron por el Cuartel de San José en donde se dio un connato de bronca. Los policías estatales desalojaron a las personas con gas de extintores.

Al llegar a la Plaza Lerdo denunciaron que los elementos de la SSP son los responsables de la muerte del joven, a quien negaron haber detenido, a pesar de que la autoridad estatal lo boletinó como un presunto extorsionador.

Los familiares narraron que se enteraron del deceso por un vecino, quien también estuvo recluido en el Cuartel de San José. Al acudir a pedir información los policías los corrieron argumentando que el joven no había ingresado a los separos.

Sin embargo, en las inmediaciones del Cuartel, donde se ingresa a personas que incurren en faltas administrativas, estaba su carro, “lo están confundiendo y no se vale. Él se dedica a vender flores con mi mamá, venimos de Misantla”, contó su hermana.

A la familia siempre se le negó la posibilidad de ver a Gustavo, y fue hasta que lo remitieron al Servicio Médico Forense (Semefo), cuando les permitieron identificarlo, fue su esposa la que logró verlo. El joven tenía signos notables de violencia, todo el cuerpo se encontraba amoratado, y la causa de muerte, según el acta de defunción, fue traumatismo abdominal. 

Gustavo es padre de dos menores de 9 y 10 años, por lo que se exigió una investigación de los hechos y que se sancione a los responsables, pues después de su muerte se liberó a todas las personas que estaban detenidas por faltas administrativas, para evitar que testificaran sobre la violencia de los propios policías.

Su madre Julia Hernández aseguró que a su hijo se le acusa de un delito que no cometió, pues desde hace 25 años que llegaron a Xalapa se dedican a la venta de flores, y los papeles de su automóvil estaban en orden, a pesar de que se dijo que era robado.

En la manifestación se recordó que en el mes de mayo se reportó la muerte del joven Carlos Andrés Navarro, que había sido detenido por elementos de la SSP. En el parte médico se asentó que su deceso fue a causa de un infarto, y la queja de la familia era que estaba muy golpeado.

Es por lo que la familia de Gustavo exigió ver las grabaciones al interior del Cuartel, y que se investiguen a los policías que estaban de guardia el pasado sábado, cuando se dio su detención y muerte.