Veracruz, Ver.- Entre enero del 2019 y mayo del 2020 fueron detenidos 17 menores de edad por cometer algún delito en los municipios de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río-Medellín.

En todos los casos el delito cometido por los menores infractores fue el robo en dos modalidades; la mayoría de estos en el puerto de Veracruz, según datos de la Secretaría de Seguridad Pública.

Solo este 2020, el delito de robos a negocios fue uno de las principales causas de detención entre jóvenes jarochos, esto durante los meses de enero a mayo, con un total de cinco carpetas de investigación.

Mientras que, en el 2019 hubo seis casos, según datos que E-Consulta Veracruz logró obtener mediante la solicitud de información número 01675020.

Menores Robos by E-Consulta Veracruz on Scribd

Por el contrario, los municipios de Boca del Rio y Medellín en el actual año no registraron ningún incidente de este tipo, pero en el 2019 en el caso de la entidad boqueña fue de cuatro detenidos, siendo tres en robos a negocios y uno a casa habitación.

En tanto que en el municipio de Medellín solo se registró uno en todo el 2019, con una carpeta de investigación derivada del delito de robo a transeúnte.

Delitos más sonados que menores cometieron en Veracruz

A mediados del mes de mayo se hizo viral en redes sociales un vídeo donde dos menores de edad robaban una penca de plátano de una camioneta en movimiento que circulaba sobre la avenida Eje 1 Poniente, en la zona conocida como El Coyol, en la ciudad de Veracruz.

El hecho causó diversas reacciones en medios de comunicación, ya que algunos usuarios se burlaron del hecho, mientras que otros fueron severos y señalaron el robo como una situación grave y una práctica común en la zona.

En octubre se confirmó que estos menores serían denunciados por vecinos del fraccionamiento Laguna Real de cometer diversos robos a mano armada a vecinos y automovilistas en varios fraccionamientos de la zona.

La banda fue identificada como "Los Durazo", un grupo conformado por 15 menores de edad, todos ellos familia o con el mismo apellido, habitantes de la colonia irregular Rosa Borunda.

Vecinos afirmaron que se había solicitado en diversas ocasiones el apoyo de elementos de la Policía Naval y Policía Municipal, quienes, a pesar de haberlos detenidos en algunos robos con la mercancía robada, los dejaban en libertad con el argumento de que son menores de edad.

Sin embargo, no es el único caso en fechas recientes en el que menores de edad se encuentran vinculados a algún acto delictivo; otro caso que conmocionó al estado fue la detención de un joven de 17 años, quien había asesinado a dos oficiales de la Guardia Nacional.

Este hecho ocurrió el 30 de enero del 2020, cuando los elementos lo detuvieran a él y otro de sus compañeros por portación de armas de fuego, en la comunidad de Los Carriles, en la periferia de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río. 

De la misma manera en el mes de julio un menor de 15 años fue detenido en el municipio de Naolinco, en la región centro del estado, por haber asesinado a la niña Reyna Isabel N, Cuyos restos fueron encontrados con rasgos de violencia, el día 5 del mismo mes. 

De igual forma, al joven se le sumó el cargo de posesión de drogas y ultrajes a la autoridad.

Robo primer antecedente para cometer más delitos entre menores

El delito de robo es considerado entre las infracciones más comunes en menores de edad, al igual que es el primer paso para que estos jóvenes inicien una vida de ilícitos, comentó el director de la Facultad de Derecho de la Universidad Cristóbal Colón, Luis Alberto Martín Capistrán. 

"El joven va a una tienda de conveniencia, roba comida, cigarros, bebidas alcohólicas y no tiene ninguna consecuencia, puede ir mañana a hacer lo mismo o pasado y se acostumbran a llevar a cabo eso (...), son cosas que van agravando las conductas delictivas", comentó Martín Capistrán.

Para el abogado la actual situación de descomposición social que se vive no solo en el estado, sino también en el país, ha impactado entre los jóvenes, la mayoría de escasos recursos y provenientes de la ausencia de algunos familiares o los que habitan en las calles, quienes son los más propensos a caer en estos actos.

Aunado a esto la crisis sanitaria por el covid viene a complicar la situación por la que los jóvenes se encuentran pasando, ya que el indicie de desempleo y pobreza aumenta las condiciones de marginación y por ende el primer escape que encuentran es delinquir, aseguró el especialista.

Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), señalan que de enero a septiembre se tiene el registro de 16 mil 667 carpetas de investigación por el delito de robo. 

Aunque la cifra es mucho menor que en el 2019, donde los primeros nueve meses alcanzó 22 mil 138, se prevé que los números se eleven debido a la falta de ingresos económicos que está causando la crisis, aseguró el presidente de la Asociación Nacional de Consejos de Participación Cívica, Arturo Mattiello Canales.

El especialista dijo que los números oficiales dejan fuera aquellos robos que no son denunciados por la víctima, debido a la falta de confianza en autoridades o el exceso de trámites para presentar cualquier denuncia.

Leyes para menores deben de ser renovadas

Actualmente la Ley de Responsabilidad juvenil para el estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, es la que rige la manera en la que son imputados los menores de 12 a 18 años. 

La Ley de Responsabilidad Juvenil consiste en darles un tratamiento de regeneración, donde se protegen los derechos humanos de los jóvenes, dependiendo del delito que sea cometido, como el servicio a la comunidad, restauración de la víctima o el cumplimiento de la sanción en centros especializados para menores, esto entre 12 a 16 años.

Mientras que para los mayores de 16 a 18, que cometen delitos mayores y que por su edad son más conscientes, pueden ser juzgado con mayores sanciones.

"Una de las críticas que hemos hecho al nuevo Sistema Penal Acusatorio Adversarial que están implementando desde 2018, es que está diseñado para una sociedad mucho más ordenada que nosotros", comentó Martín Capistran. 

El abogado señaló que las nuevas condiciones por las que se están enfrentando los adolescentes son completamente diferentes a la realidad que se vivió años atrás cuando fueron creadas estás normas.

Por lo que las leyes deberían ser planteadas de acuerdo a los nuevos problemas a los que se enfrenta la sociedad en especial la juventud y así evitar que los menores se acostumbren a realizar estos actos delictivos.