Veracruz, Ver.- Gabriel Michell Ramírez Palafox tiene 1 año y 7 meses, nació con un problema que le impide escuchar; de no recibir un implante coclear en los siguientes meses podría tener problemas permanentes de habla, de acuerdo con lo que especialistas han informado a su mamá, Gabriela Ramírez.

Sin embargo, necesita al menos medio millón de pesos para cubrir el costo de los implantes que se realizarán con ayuda de la Fundación Instituto Otológico Monterrey, A.C, dinero con el que no cuenta.

Aunque la cirugía podría realizarse en Veracruz, autoridades del Hospital Regional de Veracruz informaron a la madre que debe de esperar en una lista de espera para que su hijo sea beneficiado.

La misma respuesta recibió en el Centro de Rehabilitación Infantil de Veracruz, en donde le sugirieron buscar otras alternativas para evitar que pasara más tiempo y esto perjudique el lenguaje del menor.

Los familiares de Michelle iniciaron una campaña a través de la red social Facebook para pedir donaciones que ayuden a reunir el dinero que se requiere para la cirugía que necesita el niño.

Mientras que a la par la Fundación Instituto Otológico Monterrey, A.C recibe aportaciones económicas para el mismo fin, ya que esta será la que donará el costo total de la cirugía médica una vez que se adquieran los implantes.

"Cada implante sale en 38 mil 500 dólares, cada paquete de implantes, en promedio es más de medio millón de pesos, ahorita estamos desesperados porque el tiempo está corriendo y el es algo que necesita para que él no tenga problemas en el desarrollo del habla".

Para ayudar y conocer más del caso del menor, los usuarios pueden consultar detalles en la página de Facebook "Michell necesita escuchar", en donde podrán contactar a sus familiares.

De acuerdo con Gabriela Ramírez Palafox, madre del menor, el niño fue diagnosticado con sordera profunda bilateral, la cual es reversible con la cirugía en la que se realizarían los implantes referidos.

"El tamiz auditivo nunca pasó, me preocupé y empecé a buscar varios médicos para que me dieran un diagnóstico más preciso sobre el problema de mi hijo, cuando cumplió 7 meses hicimos varios estudios, en el que me dijeron que el diagnóstico era hipoacusia bilateral en ambos oídos (...), me decían que iba a necesitar implantes coclares y que podía tener terapias con auxiliares auditivos", detalló.