Veracruz, Ver.- Un grupo de empleados denunció una serie de violaciones a sus derechos laborales y amedrentamientos por parte de la actual administración del Acuario de Veracruz.

Los trabajadores del área técnica expusieron sus quejas sus quejas en contra de la actual administración del Acuario de Veracruz, encabezada por Carlos Alfredo Lugo Oropeza.

A través de una carta fechada el 29 de octubre, los empleados dieron a conocer que hace un par de meses fueron notificados sobre que se les suspendería el pago de bonos de puntualidad y asistencia.

Según la administración del acuario, la suspensión del bono -que corresponde al 20 por ciento del salario de los empleados- se debió a presiones del gobierno del estado.

Algunos empleados mostraron su inconformidad ante dicha decisión, sin embargo, fueron despedidos semanas después.

Posteriormente, la administración del Acuario de Veracruz notificó a sus trabajadores que se les descontarían cuatro días de su salario.

No obstante, deberían seguir yendo a trabajar de manera normal, ya que esos días serían registrados como "solidarios".

De acuerdo con los empleados, dichos días fueron registrados como faltas en los recibos de nómina, pese a que cumplieron con sus jornadas de manera normal.

Ante esta situación, tanta el salario base de los trabajadores del Acuario de Veracruz como sus aportaciones al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSSIMSS) se han visto afectadas.

En la carta también se expone que personal del área de Capital Humano insistió a compañeros del área técnica para firmar los recibos de nómina.

Sin embargo, los trabajadores se rehúsan a hacerlo debido a la inconformidad que tienen con las cuatro faltas que se les atribuyen y que puedan causarles la rescisión de sus contratos.

El jueves 29 de octubre, la administración del Acuario de Veracruz impidió a los empleados abandonar el recinto si no firmaban los recibos.

Ante ello, los trabajadores redactaron la carta en cuestión y convocaron a una rueda de prensa en las instalaciones del acuario.

"Hay mucha gente aquí de mucha antigüedad que por supuesto que respalda al acuario, lo que no queremos es que nos afecten de manera directa, con tres faltas podemos tener hasta una rescisión de contrato", declaró una trabajadora.