Integrantes de los 400 Pueblos, encabezados por el exdiputado priista Marco del Ángel Arroyo, montaron un campamento en la entrada de la Fiscalía General del Estado (FGE). Allí, advirtieron un “pacto de impunidad” entre la actual administración morenista y el exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

Del Ángel Arroyo, hijo del ex líder César del Ángel (fallecido el 8 de julio de 2020), acusó que se encuentran estancadas denuncias que ellos interpusieron contra Miguel Ángel Yunes, Jorge Winckler, exfiscal general, prófugo de la justicia y la magistrada Estrella Iglesias Gutiérrez.

Las denuncias penales se relacionan con la detención de César del Ángel Fuentes, en enero de 2017, la cual es recriminada como “injusta” el ahora líder de los 400 Pueblos, al señalar que su padre fue retenido en prisión –por más de un año- pese a haber obtenido un amparo federal para enfrentar su proceso en libertad. 

“Son tres denuncias, una por el encarcelamiento de mi padre, quien a pesar de haber ganado amparos lo retuvieron ilegalmente en la cárcel y otra contra la magistrada Estrella, quien como juez no dejó salir a mi padre, aunque tuvo un problema de salud muy fuerte”, indicó del Ángel.

“¿Qué ha pasado?, si hay un acuerdo de impunidad entre el gobierno de Veracruz pues que también lo digan en abierto, queremos ver por qué no han avanzado (las investigaciones)”, agregó el exdiputado priista. 

Marco del Ángel aseguró que la pandemia por covid-19no es pretexto para que la FGE postergue los actos de investigación, al mencionar que el Consejo Nacional de Salud determinó que la labor del ministerio público es primordial durante la contingencia.

El despliegue del campamento de los 400 pueblos, organización ligada durante años al Partido Revolucionario Institucional (PRI), se da a seis días del Segundo Informe de Gobierno de Cuitláhuac García. Pese a cuestionamientos de reporteros, el líder descartó que esta protesta esté encaminada a afectar dicho evento.