Luego de las acusaciones que hizo el líder de los 400 Pueblos, Marco del Ángel Arroyo, sobre un “pacto de impunidad” entre el Gobierno morenista y el exgobernador del PAN en Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que las denuncias siguen su curso en la Fiscalía General de la República.

“En el caso de Veracruz yo creo que hay denuncias de los anteriores gobernadores, tan es así que hay un gobernador en la cárcel y también hay denuncias en contra del exgobernador reciente, y tienen que desahogarse todas esas acusaciones volviendo a lo mismo, con pruebas, sin fabricar delitos, sin cometer injusticias, pero al mismo tiempo, que no haya impunidad para nadie, entonces, en estos casos es la Fiscalía General de la República la que debe de actuar, y los jueces”, dijo.

Durante la conferencia mañanera en Palacio de Gobierno, el presidente López Obrador afirmó que en el gobierno de la 4T no se protege a nadie, sin embargo, tampoco se fabrican delitos ni se ordenan investigaciones en contra de adversarios.

“Por lo que corresponde al Ejecutivo Federal, nosotros no protegemos a nadie, no hay impunidad, no somos cómplices de nadie, pero al mismo tiempo no mando a hacer investigaciones en contra de nuestros adversarios, para fabricar delitos, como lo hacían antes, una mala práctica, que la padecimos todos”, agregó.

El martes 10 de noviembre, integrantes de la agrupación los 400 Pueblos instalaron un campamento en la sede de la Fiscalía General del Estado para denunciar un “pacto de impunidad” entre el actual gobierno que encabeza Morena y el exgobernador panista, Miguel Ángel Yunes Linares.

El exdiputado priista y líder de los 400 Pueblos, Marco del Ángel Arroyo, afirmó que las denuncias presentadas en contra del exgobernador Yunes Linares, el exfiscal Jorge Winckler y la magistrada Estrella Iglesias Gutiérrez presentadas en el 2017, se encuentran detenidas.

“Son tres denuncias, una por el encarcelamiento de mi padre, quien a pesar de haber ganado amparos lo retuvieron ilegalmente en la cárcel y otra contra la magistrada Estrella, quien como juez no dejó salir a mi padre, aunque tuvo un problema de salud muy fuerte”, denunció el líder de los 400 Pueblos el martes pasado.

López Obrador rechazó los señalamientos y defendió al gobernador Cuitláhuac García Jiménez de las acusaciones que hizo la organización, al afirmar que no existe ningún tipo de acuerdo entre su gobierno y los anteriores.