Coatzacoalcos, Ver.- Por donde camines en las calles del centro de Coatzacoalcos observas letreros con la insignia del Buen Fin, acompañados de alguna promoción que ofrecen los comerciantes establecidos, lo cual parece no atraer a los clientes en medio de la pandemia de covid-19.

Han transcurrido cinco días y los gerentes reportan baja afluencia de clientes y, por ende, caída en sus ventas en un 50 por ciento, comparado con el año pasado.

Así transcurre el Buen Fin en Coatza, en medio de la pandemia

“La verdad sí está baja la venta y la situación crítica, poco flujo de gente; ni con las promociones tenemos muchos clientes, la gente dice que no tiene dinero y que no le alcanza para comprar”, lamenta Luis Alberto Gómez Medina, gerente de una tienda de ropa.

Derivado de la pandemia de covid-19, el fin de semana más barato del año se extendió del 9 al 20 de noviembre.

Porteños buscan computadoras y dispositivos móviles para clases en línea

Los establecimientos más visitados son los que venden ropa, aparatos electrodomésticos y tiendas departamentales con computadoras y dispositivos móviles para las clases a distancia.

En su mayoría son ventas a crédito o a meses sin intereses, reveló José Roberto Antonio Sánchez, responsable de una sucursal de tiendas departamentales:

“Por cuestiones de la escuela para las niños buscan computadoras, tabletas, y televisiones busca más la gente, se ha elevado bastante la demanda, pero tenemos abasto en nuestras bodegas, pero sí están pidiendo muchas a crédito”, indicó.

En el caso de las tiendas de ropa, informan que lo más vendido son las playeras y prendas interiores. Donde hay descuentos del 5 al 50 por ciento, según se observa en los carteles.

“Lo que más se está vendiendo es ropa interior, es lo que busca mucho la gente, te hablo de calcetines, brasieres, calzones y bóxers, y tenemos esperanza de que esto repunte en los próximos días”, agregó Luis Alberto.

Algo notable, es que la mayoría de las personas sólo entran a los comercios a preguntar precios y promociones, y después se retiran sin comprar nada.

Porteños aseguran que por crisis es difícil adquirir algún producto

En medio de la crisis económica desde hace ocho meses, cuando comenzó el confinamiento por la pandemia, los porteños aseguran que es difícil adquirir algún producto, aún con todas las ofertas.

“Yo veo todo igual y sin dinero ya se imaginará la crisis por nosotros, no creo comprar, sólo andamos viendo, cotizando y checando, no sé si me alcance para comprar algo”, afirmó la señora Sol Enriquez.

Entre los caminantes, nos encontramos con la señora Carmen, quien ansiosa buscaba un refrigerador para su hogar, después de ahorrar algunos meses.

“Si esta barato lo compro de contado, pero si no me alcanza pues será a crédito, aunque para los refrigeradores las promociones están buenas”, afirmó.

Lavadoras, estufas, climas, ventiladores, y juegos de sala también mostraban descuentos de contado y meses sin intereses.

Elementos de seguridad recorren las calles del centro y se colocan afuera de los centros comerciales, como parte del operativo para prevenir delitos en estos días.

Los comerciantes mantienen la esperanza de que el fin de semana exista mayor afluencia de clientes.