Los parajes naturales que ofrece Veracruz son un atractivo turístico para personas de todo el país e incluso el mundo. El evento “Jarochazo” ofreció recorridos en cuatrimotos, con amantes del off-road de todo México en un solo evento, y lugar: Veracruz. Al menos dos grupos ambientales y la misma Secretaría de Medio Ambiente se opusieron por el riesgo para habitantes, recursos naturales y especies animales.

 

¿QUÉ ES EL “JAROCHAZO”?

El off road (fuera del camino), también conocido como todo terreno, es una actividad en la que se accede a caminos rurales, o difíciles de acceder, e incluso lugares sin camino trazado. Esto con vehículos especiales que permiten acceder a lugares naturales poco transitados.

El “Jarochazo” asegura ser el evento más importante en Veracruz para la práctica de off road. Y desde su página en Facebook, invitó a sus más de 14 mil seguidores de todo el país a pasar 4 días de aventura en ambientes naturales veracruzanos. Desde playa hasta bosques.

 

 

Equipos de Nuevo Laredo, Michoacán, Nuevo León, Irapuato, Puebla y Coahuila se inscribieron para pasar 4 días (del 12 al 15 de noviembre) de aventura en Veracruz.

La Red de Custodios del Archipiélago visibilizó la inconformidad de vecinos de alrededores de Xalapa ante la realización del evento, pues aseguran que los automóviles invaden Área Natural Protegida (ANP) Archipiélago de Bosques y Selvas de la Región Capital del Estado de Veracruz. El  mapa que muestra las delimitaciones se puede encontrar desde la página oficial de la Secretaría de Medio Ambiente (SEDEMA) del Gobierno de Veracruz.

 

 

SIN PERMISOS

Los y las ambientalistas acusan que organizadores del evento usan logotipos oficiales de Secretarías de Turismo y Medio Ambiente para sus carteles, cuando no han comprobado dicho respaldo de secretarías. El ayuntamiento de Coatepec evidenció que la misma Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) rechazó la solicitud para la realización del evento “Jarochazo 2020” dentro de Área Natural Protegida de competencia estatal.  Desde el 26 de octubre el oficio No. SEDEMA/DGGARN/01372/2020 rechazó que se realizara dicho evento en el municipio de Coatepec. Integrante del Movimiento en Defensa de la Sierra aseguró que el día 13 de noviembre los vehículos pasaron por Coatepec.

 

 

Así mismo desde el 14 de octubre del 2020 la Secretaría de Turismo y Cultura de Veracruz (SECTUR) se deslindó de la organización, desarrollo y logística del “Jarochazo 2020”. ¿La razón? El evento representa un impacto negativo en las dunas de Chachalacas. Con el oficio número SECTUR/DS/0689/2020 SECTUR exhortó al comité organizador que gestionará un permiso con Sedema sobre el trazado de la ruta para los pilotos.

 

 

A pesar de la prohibición del evento, el “Jarochazo” se desarrolló con normalidad. Las playas de Chachalacas recibieron alrededor de 200 pilotos. A través de medio local, se supo que el empresario Hilder Lara Hernández manifestó acoso por parte de la directora de general de Gestión Ambiental y Recursos Naturales de la Sedema.

Lara Hernández expresó que autoridades de la Procuraduría de Medio Ambiente (PMA) bloquean los eventos de turismo y aventura, como el Jarochazo, que a su parecer contribuyó a la reactivación económica de la zona.

 

“…esta persona se ampara bajo su puesto  y justifica e inventa que el off road es un evento que desgasta el medio ambiente.” Declaró para medio local el empresario.

 

AMBIENTALISTAS VAN CONTRA JAROCHAZO

La Red Custodios del Archipiélago busca una convivencia armónica entre habitantes citadinos y espacios naturales de Veracruz, y el evento de vehículos todo terreno va contra esa ideología. “Nos preocupa que se promuevan y permitan este tipo de actividades que solamente buscan la diversión y ganancia económica, sin considerar el costo ambiental y los efectos generados a las poblaciones locales”, escribieron a través de un comunicado.

 

Por otra parte, otro grupo ambientalista-social también se posicionó en repudio al evento. El Movimiento por la Defensa de la Sierra, polémico en meses pasados por acusar invasión de tierras en cercanías de Coatepec; tema que llegó a ‘mañanera’ del presidente López Obrador.

 

El movimiento Por la defensa de la Sierra reprueba la realización de la carrera de vehículos todo terreno denominada...

Publicado por Por la Defensa de la Sierra. Coatepec, Ver. en Viernes, 13 de noviembre de 2020

 

El Movimiento alerta sobre el peligro al que se expone el Bosque de Niebla, “ecosistema escaso, y sumamente sensible a la perturbación”. Este ecosistema, rico en especies animales y vegetales propias de esas condiciones, se encuentran a unos minutos de la ciudad de Xalapa, y a pesar de los intentos de invasión y agresión que ha vivido en años pasados, ha servido para la investigación y como opción de eco-turismo e inclusión con el medio ambiente para personas que buscan visitar espacios naturales.

El Instituto de Ecología (INECOL) informó que en las 30 hectáreas del Santuario de Bosque de Niebla viven al menos 100 especies de aves, 40 de orquídeas, más 250 de hongos, 10 de reptiles, 9 de anfibios y 19 de mamíferos, algunas destacables por estar en categoría de protección reconocida por las leyes nacionales e internacionales, y otras, recién descritas como especies nuevas para la ciencia.

 

“Bajo la falsa promesa de reactivación económica y difusión de la riqueza natural, atentan contra el medio ambiente y amenazan la salud y la paz pública”, expone el Movimiento.

 

¿CUÁLES SON LAS CONSECUENCIAS?

La realización de este tipo de eventos como el “Jarochazo”, que prometen experiencias al aire libre, sin contemplar los daños ambientales y sociales, tienen graves consecuencias, según alertan La Red de Custodios del Archipiélago y El Movimiento por la Defensa de la Sierra. Estos son algunos:

 

-Habitantes rurales podrían estar en peligro de sufrir un accidente al encontrarse en sus caminos a los vehículos de todo terreno.

-El paso reiterado y masivo de automotores erosiona el suelo, destruye plantas y hongos, además de invadir e incluso matar a animales endémicos.

-Las rutas trazadas para los vehículos todo terreno destruyen vías de comunicación rural y alteran el medio natural de cientos de especies animales y vegetales, poniéndolos en riesgo.

-Pone en riesgo la salud de habitantes de zonas rurales, pues expone a turistas citadinos a infectarse del virus covid-19. Personas de bajos recursos, sin acceso completo a medidas sanitarias ni servicios de salud serían más vulnerables.

 

Ambas organizaciones exhortan a las autoridades a ser más severas en la vigilancia y sanciones para la realización del “Jarochazo” y eventos futuros similares, que atenten contra el medio ambiente. Piden a la población apoyar la defensa de los recursos naturales, y evidenciar con fotografías y videos cualquier evidencia de daño que se pudiera generar.

 

“¡Cuidemos lo que nos cuida!”, concluye la Red de Custodios.