Veracruz, Ver.- Hace seis meses Rogelio fue diagnosticado con covid-19, por seguridad su familia decidió llevar su tratamiento en casa con todas las medidas de prevención y con vigilancia médica.

Para llevar este tratamiento la familia de Rogelio tuvo que acondicionar su cuarto de tal manera que estuviera aislado completamente, al igual que requirió de varios estudios médicos y radiografías para tener control y vigilancia sobre la evolución de la enfermedad de covid-19.

Debido a que el virus le causó dificultad para respirar la familia tuvo que adquirir un tanque de oxígeno, al igual que varios accesorios como un oxímetro, que mantuviera el monitoreo de su estado de salud.

Por todo lo anterior llegó a gastar cerca de 20 mil pesos al mes, entre los estudios, radiografías y demás insumos que requirió.

Admite que por fortuna su tratamiento le costó relativamente barato en comparación de otros, ya que la mayoría de las cosas que necesitó fueron donadas por sus familiares y las vigilancias médicas se las proporcionaba su sobrino.

“Yo tenía la certeza que de eso no me iba a morir (…), la cuestión era oxigenar el pulmón porque yo no tenía el oxígeno suficiente, tengo un hermano que es buzo y en su equipo tiene tanques de oxígeno”, contó Rogelio.

Gracias a la intervención oportuna y el cuidado de su familia logró vencer la enfermedad y por fortuna no necesito ser internado en un hospital, ya que el virus se encontraba en etapa intermedia y gracias al oxígeno logró recuperarse desde casa.

Pacientes que siguen tratamiento en casa cubren gastos elevados

Según el médico general Víctor Álvarez Ruiseco, quien tiene experiencia de tratar pacientes covid en casa, los gastos que se generan son de aproximadamente 30 mil pesos, esto si la persona está en etapa leve y moderado, puesto que si alcanza la grave necesita ser hospitalizada de manera inmediata, si no puede llegar a morir.

“Estamos hablando que un tanque (de oxígeno) en ese momento costaba unos 21 (mil pesos) más unos 9 mil entre estudios, consultas, medicamentos, todo lo que se refiere a estarse trasladando, cubrebocas”, dijo Víctor.

Esta cantidad es prácticamente imposible que la logre cubrir una persona con pocos medios económicos, aseguró Víctor Álvarez, debido a eso y a que se resisten a ir a un hospital por temor, muchos de los pacientes pueden llegar a morir en sus casas.

La familia de Rogelio tomó la decisión de no internarlo porque cuando contrajo el virus la curva de contagios estaba en el pico más alto, como resultado de eso los hospitales se encontraban con gran afluencia de pacientes, lo que orillo a sus familiares a llevar el tratamiento en casa, aseguró.

Por covid oxígeno se elevó más del triple de su precio normal

Otro de los problemas a los que se enfrentan estos pacientes son los elevados precios de los insumos que llegan a necesitar, el médico Víctor Álvarez aseguró que durante los primeros meses en los que entró la pandemia al estado el costo de los tanques de oxígeno se elevó más del triple.

Un taque de 20 kilos que hasta antes de la pandemia costaba alrededor de 4 mil pesos llegó a valer cerca de 21 mil, mientras que las recargas de estos tenían un precio de mil 500.

De igual manera otro de los obstáculos fueron los medicamentos ya que al ser una enfermedad nueva el sector salud no tenía los conocimientos adecuados sobre el tratamiento y muchos de estos también elevaron su precio, también los insumos como cubrebocas y desinfectantes, aseguró Víctor.

El doctor Víctor Álvarez recomendó que lo mejor para estos pacientes es vigilar los signos que pudieran agravarse como lo es la falta de respiración y tos, si esto ocurre deben de acudir de inmediato al hospital para así poder evitar cualquier desenlace fatal.