ORIZABA, VER.- Personal sindicalizado de la Jurisdicción Sanitaria número 7 pidió al secretario de Salud que se ponga orden en esta dependencia ante las irregularidades y carencias que se están presentando y que se vaya el doctor Adrián Baruch Alanís García, jefe jurisdiccional.

Los manifestantes acusan que Baruch Alanís no es competente, pero continúa en el cargo por ser protegido del secretario de Educación, Zenyazen Escobar García.

En la manifestación, los dirigentes sindicales de las subsecciones 2, 4, 47 y 48 destacaron que no se puede tolerar el nepotismo de la subjefa María del Carmen Romero.

Señalan que el hermano de la subjefa, Francisco Romero Trejo, fue puesto como promotor de salud al Centro de Salud de Contla, en Atzacan, mientras que ellos que tienen familiares formando desde hace años y no les dan la oportunidad.

 

 

Señalaron que para ellos está claro que estos funcionarios únicamente llegaron a servirse del cargo, pues tanto el jefe de la Jurisdicción como el administrador están metiendo a sus familiares y allegados.

Agregaron que Alanís García ha dado muestras no solo de cerrazón, sino de incompencia, pues no se soluciona nada y no hay diálogo, ni siquiera se sabe si llegan a trabajar.

 

 

Agregaron que cada vez qué hay un movimiento ellos se esconden y ya ni siquiera se presentan en todo el día.

Los dirigentes sindicales señalaron que el personal está olvidado en los centros de salud pues no reciben insumos de protección tampoco hay vacunas, medicamentos y ni siquiera papelería, por lo que muchas veces ellos tienen que erogar de sus propios recursos para sacar trabajo de papeleo.

Indicaron que esperan que el secretario de salud tomen sus manos este asunto o si no directamente el gobernador para que haya respuesta.

Por su parte, los trabajadores exigieron que se tomen otras medidas de presión, pues a la fecha las autoridades no hacen caso de estas movilizaciones.