Con los votos unidos de la oposición y la mayoría, el pleno del Senado de la República avaló en lo general la nueva regulación del cannabis en México, que permitirá la venta de productos lúdicos relacionados a la planta y la portación hasta por 28 gramos.

El dictamen que reforma la Ley General de Salud, el Código Penal Federal y la creación de la Ley Federal de Regulación de Cannabis, pretende cumplir el mandato que la Suprema Corte de Justicia de la Nación le dio al Congreso de la Unión, desde enero del año pasado.

Los senadores enviarán a la Cámara de Diputados las reformas para que cumplan su proceso legislativo y puedan entrar en vigor antes de que termine el año. Entre gritos de júbilo, plantas de cannabis y pancartas, los senadores celebraron el avance.

Durante la discusión del dictamen se aprobó una adenda que reforma algunos artículos de la Ley Federal de Regulación de Cannabis y que agrega el reconocimiento al libre desarrollo de la personalidad como un derecho de la ciudadanía mexicana.

Pese a que todos los grupos parlamentarios, menos el PAN, se posicionaron en favor del dictamen, hubo siete abstenciones y 18 votos en contra en la votación en lo general, pues hubo senadores panistas que votaron en favor de las reformas. 

Entre los panistas que votaron con la mayoría parlamentaria estuvieron la senadora Xóchitl Gálvez y el senador Gustavo Madero, quienes se dijeron en favor del avance de las libertades y de quitarle el mercado de venta de marihuana al crimen organizado. 

"Aquellos que no quedan satisfechos con el contenido, lo que les digo es que esto va a caminar, es importante que vayamos analizando las experiencias, dejemos de criminalizar el consumo, agradezco al PAN porque en este grupo nos dejan disentir y votar conforme a nuestros principios", dijo Gálvez Ruiz.

En la discusión, el coordinador de los senadores de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, aseguró que "el consumo de cannabis no ha matado a nadie, pero la guerra entre cárteles mata a miles de personas en nuestro país".

Senadores del PRI y Movimiento Ciudadano aseguraron que el dictamen es perfectible, pero se unieron al posicionamiento de Morena al considerar que es un gran avance que cumple con las exigencias de la ciudadanía mexicana de estos tiempos.

El senador Damián Zepeda, quien fijó la postura del PAN en contra, afirmó que con las reformas "los jóvenes van a andar fumando en los parques y se va a vender droga en las tienditas de la esquina", pese a que el dictamen prohíbe su consumo en espacios públicos, así como la venta a menores de edad y en comercios sin licencia.

"La Corte no ordenó absolutamente anda, lo único que dijo la Corte es que tenemos que hacer posible ese derecho, si alguien quiere fumar en su privacidad ya tiene ese derecho, hasta cinco gramos. La Corte no ordenó abrir tienditas de marihuana", argumentó.

El senador del PRI, Jorge Carlo Ramírez, afirmó en favor del dictamen que "sí corremos el riesgo de abrir tienditas en las esquinas, pero sólo si el Senado fracasa, sólo si abandona su responsabilidad como órgano del Estado".