Veracruz, Ver.- La directiva del Club Tiburones Rojos del Veracruz que encabeza el empresario orizabeño Fidel Kuri Grajales, equipo desafiliado de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), fue desalojado del estadio Luis “Pirata” Fuente la mañana de este jueves 19 de noviembre.

 

 

Personal de la Dirección General de Patrimonio del Estado se presentó en el inmueble localizado en el fraccionamiento Jardines de Virginia, para hacer válida la orden de desalojo y posesión del estadio de los Tiburones.

En las diligencias se tuvo el apoyo de personal de la Policía Estatal de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), que procedió a romper la puerta principal para ingresar al estadio debido a la negativa de trabajadores para permitir el acceso.

Personal de la SSP se desplegó en los alrededores del estadio Luis “Pirata” Fuente, para impedir el acceso a personas desconocidas. Mientras que trabajadores retiraron sus pertenencias. En el lugar no se encontró al dueño del equipo desafiliado, Fidel Kuri Grajales.

Se confirmó que además del estadio, el Gobierno del Estado canceló el comodato que se otorgó a la misma directiva del Club Tiburones Rojos del Veracruz para administrar el Centro de Alto Rendimiento, inmueble que fue construido durante los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014, pero que se entregó para que el equipo de futbol entrenara.

El estadio Luis “Pirata” Fuentes pertenece al Gobierno del Estado y fue entregado bajo comodato a Fidel Kuri Grajales en diciembre del 2015, con la condición de mantener a la franquicia Club Tiburones Rojos de Veracruz en la primera división el futbol nacional.

Sin embargo, en diciembre del 2019 el equipo fue desafiliado de la Liga MX por la Federación Mexicana de Fútbol (FMF) por adeudos que se presentaban en el pago de multas y laudos.

Actualmente, el estadio es utilizado por el Club Deportivo Atlético de Veracruz, equipo de la recién inaugurada Liga Balompié Mexicano, que funciona de manera independiente a la FMF.