Veracruz, Ver.- Tras ocho meses alejado del ring, Tomás Rojas Gómez, mejor conocido como el “Gusano” Rojas, campeón mundial de peso Supermosca, no se deja vencer por la pandemia del covid, que dejó a cientos de deportistas veracruzanos sin eventos ni torneos, la única fuente de ingresos para la mayoría. 

El “Gusano” actualmente se encuentra preparando su próxima pelea, la época de confinamiento le sirvió para seguir entrenando y siempre metalizado en obtener una victoria más.

A la edad de 14 años comenzó con el boxeo, alentado por su padrastro quien les inculcó el amor por este deporte a él y a su hermano, después de dos años de entrenamiento inició su formación profesional como boxeador.

“Mi sueño era ser campeón mundial y lo logre”, dice orgulloso Tomás al recordar aquel momento en el que fue coronado dos veces con uno de los máximos títulos del boxeo.

Ahora, tras la llegada del covid-19 y la suspensión de eventos masivos, el “Gusano” Rojas tuvo que alejarse del ring, su última pelea fue en el mes de marzo en Rusia, donde por decisión unánime perdió, después de eso no ha tenido revancha.

Con la reanudación de actividades y eventos se encuentra preparando para su siguiente combate en el mes de diciembre, en República Dominicana.

Sin peleas, Tomás buscó la manera de seguir generando ingresos

Aunque varios de sus colegas deportistas se quedaron sin torneos y eventos, por lo cual se encuentran pasando una difícil situación, admite que a diferencia de muchos siempre procura tener ahorros para afrontar los meses que pasa sin pelear.

El pugilista jarocho asegura que esta profesión es inestable y no cuentan con un ingreso fijo, por eso posee algunos negocios extras para afrontar las crisis.

“La juventud se va, se acaba y luego solo quedan los bonitos recuerdos (…), nosotros no percibimos un ingreso fijo, ahorro, reparto de utilidades o aguinaldo, nada de eso y tenemos que ahorrar (…), nosotros nos pagan cada vez que peleamos, si no lo hacemos no nos pagan”, aseveró.

Mientras que los entrenamientos no se detuvieron pese a la pandemia, ya que siguió practicando a puerta cerrada. 

Fue víctima de la inseguridad durante cuarentena

Así como muchos veracruzanos el “Gusano Rojas” fue víctima de la delincuencia durante la pandemia, luego de ser asaltado con violencia mientras conducía, fue el 12 de junio día en el cual también cumplía años, cuando fue atacado con un arma de fuego.

En el percance le robaron su camioneta, donde también iban su esposa y sus dos hijas, el “Orgullo de la Pochota” narró los hechos mediante sus redes sociales, donde lamentó la situación de violencia e inseguridad, por la que vive no solo el estado, sino el país.

“Un coche se me cerró y bajándose dos tipos de la parte de atrás de su carro con pistola en mano y apuntando a mi pareja y a mí, se acercan y nos indican que nos bajemos, mis dos niñas una dormía y la otra la traía en brazo mi pareja”.

Hasta el momento aseguró que las autoridades no han dado con los responsables de aquel robo, mientras que la denuncia sigue su curso.

Trayectoria del “Gusano” Rojas

Nacido el 12 de junio en el estado de Veracruz, la mayor parte de su juventud y su vida la pasó en la colonia La Pochota, una colonia popular en el poniente de la ciudad de Veracruz donde actualmente sigue radicando.

A lo largo de su trayectoria en el boxeo acumuló un total de 49 peleas, de estas ganó 35, 23 por nocaut, 12 derrotas y un empate.

De esas victorias ganó en el título mundial interino de peso Supermosca del Consejo Mundial de Box (CMB) el 18 de julio de 2009, contra Landsman Everardo Morales. 

Años más tarde, el 20 de septiembre de 2010, Rojas ganó el título mundial Supermosca del CMB contra Kohei Kono en Saitama, Japón. 

El 5 de febrero de 2011, defendió su título contra el excampeon mundial peso mosca de la AMB a Nobuo Nashiro ganando por decisión unánime.

En la actualidad asegura se encuentra listo para seguir peleando, tras 40 años de vida se sigue preparando todos los días para subirse al ring y conseguir un título más.