Este lunes 23 de noviembre compareció ante diputados locales el titular de la Secretaría de Desarrollo Social, Guillermo Fernández Sánchez, quien defendió la entrega de apoyos de mil pesos, como un programa emergente por el virus Sars CoV-2 para combatir el desempleo, ya que ese recurso permitió la compra de productos de la canasta básica para alimentar familias por un mes.

En su participación ante diputados locales de la 65 Legislatura, destacó que los programas sociales de la federación han permitido “contener la pobreza” y han mejorado el poder adquisitivo de las familias veracruzanas.

En la reunión de trabajo que se prolongó por más de cuatro horas, recibió el reto de vivir con una despensa de mil pesos, comprada por el diputado Omar Miranda Romero, con la intención de corroborar la eficiencia de las políticas públicas de la dependencia que encabeza.

E-Consulta Veracruz te presenta algunas respuestas polémicas del encargado de desarrollo social en Veracruz:

1.- “Para algunos a lo mejor significa muy poquito, pero para la gente que en ese momento lo estaba solicitando fue fabuloso. Incluso le dijimos al gobernador y le pareció bastante bien”, defendió ante diputados.

El funcionario estatal fue criticado por su declaración a los medios de comunicación en el marco del informe del Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, cuando defendió que desde la Sedesol se entregaron mil pesos a taxistas, así como a personas que se dedicaban al sector turismo y cultura, como un programa emergente ante el desempleo.

El dinero, dijo, alcanzaba para que una persona comiera a lo largo de un mes. Si bien había posibilidad de dar hasta 3 mil pesos, el apoyo habría reducido el número de beneficiarios. Sedesol entregó 57 mil apoyos de mil pesos.

2.- “Hicimos una tabla tomada justamente de una publicación (de Coneval) para otorgar una canasta de mil pesos con maíz, tortillas, trigo y arroz; carne de res, pollo y pescado; leche y huevo, aceites, tubérculos, verduras, legumbres, leguminosas, frutas, azúcar, alimentos preparados para consumir en casa, bebidas y otros más. Sacamos una tabla que nos daba con esos valores 978.40 pesos y nosotros lo cerramos a mil pesos”, argumentó.

Su comentario se tomó con ironía por el diputado Omar Miranda, quien destacó lo amable del funcionario estatal que dio 22 pesos más del costo original de los productos, para que una familia se lograra alimentar por un mes.

Recordó la vieja canción "La Bartola", en la que se deja dos pesos para el pago de la renta, el teléfono y la luz, “para que pueda ver qué más hace”. El diputado le entregó dos bolsas de alimentos que compró para vivir un mes como afirmó y defendió ante los medios y los representantes populares.

3.- “Nos dimos a la tarea el año anterior de comprar 30 vehículos, y este año otros 18, entonces tenemos 48 vehículos nuevos, y tenemos un padrón más extenso (…) el parque que teníamos no era confiable”, argumentó al ser cuestionado sobre la compra de automóviles en plena pandemia.

Guillermo Fernández justificó que, a pesar de la austeridad republicana, la dependencia a su cargo pagó 17.8 millones de pesos para comprar unidades de transporte para el personal de la Sedesol, pues sólo había 48 unidades para hacer un trabajo territorial.

Al llegar a la Sedesol encontraron un contrato de vehículos de 70 millones de pesos para hacer el trabajo territorial, en el que se evidenció un mal manejo de la administración de Miguel Ángel Yunes Linares.

4.- “Derivado de la buena forma que llevamos las licitaciones, tenemos ahorros porque ponemos a concursar realmente a los contratistas y hacer su mejor esfuerzo para que proporcionen las mejores condiciones para contratarlos”.

Según el funcionario estatal, ahora la construcción de obras ha generado un ahorro que podría quedarse sin ejercer, lo que no implica que se trate de un subejercicio, sino que se han pagado menos por las obras públicas.

A la fecha, destacó, tiene comprometido el 97 por ciento de los más de 500 millones de pesos que se etiquetaron para obra pública.

5.- “Nuestra ley orgánica no contempla el apoyo de niños de ese sector que queden desprotegidos por pandemias y por quedarse sin sus padres, no los tenemos ni contemplados”, respondió a la pregunta si se da algún apoyo a menores de edad en orfandad.

Guillermo Fernández, mencionó que se han detectado casos por encuestas que realizan a las familias antes de recibir algún apoyo emergente, pero la dependencia a su cargo no contempla algún programa especial.

6.- “Mandamos a hacer 36 paquetes de juegos infantiles inclusivos. Hemos invertido 6 millones 190 mil, y los estamos llevando a zonas rurales donde nunca ha habido juegos infantiles inclusivos, la verdad nos da mucho gusto”.

El titular de Sedesol destacó que para garantizar la inclusión de discapacitados se están instalando en zonas prioritarias juegos infantiles que están adaptados para niños con discapacidad, aunque reconoció que en este momento no se usan mucho por la pandemia generada por el virus Sars CoV-2.

Además, se imprimieron 10 mil 500 agendas en las que se promueven los derechos de los niños y las mujeres, y se distribuyeron en zonas marginadas en las que el grado de analfabetismo es muy alto.