La crisis económica generada por el covid-19 provocaría que los pagos de las prestaciones de fin de año sean diferidos, advirtió el vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), Juan Manuel García González.

Esto con relación a la obligación de los patrones para el pago de prestaciones como el aguinaldo. Proyectó que los pagos podrían realizarse durante enero y febrero de 2021 ante la falta de liquidez.

“Hoy por hoy nos tenemos que sentar con los colaboradores y todos ser empáticos para poder transitar una feliz Navidad, porque obviamente al no tener ingresos nos preocupa pagar la nómina formal de los trabajadores”.

Señaló que la propuesta consiste en pagar una parte de estas prestaciones durante diciembre pero el resto diferirla durante los dos primeros meses del siguiente año, por lo cual no se dejaría de cumplir con esta obligación. 

El empresario recordó que debido a la crisis también solicitaron al gobierno estatal y federal un diferimiento de los impuestos. 

“Mejorar el tema de las cuestiones con la CFE y agua, con todas esas circunstancias e impuestos; el SAT está muy pegado haciendo auditorías, muy intenso haciendo temas de hostigamiento fiscal a las empresas que no ayudan hoy a salir adelante”.

Por ello, dijo que uno de los retos más importantes es mantener la planta productiva en el país, ya que hay casos donde no han facturado desde hace seis meses y continúan manteniendo la plantilla laboral.