La Fiscalía General de la República (FGR) pidió la extradición del exsecretario de Seguridad Pública de México, durante el gobierno del expresidente Felipe Calderón, Genaro García Luna para que sea juzgado en territorio mexicano, informó Reforma.

La Fiscalía dio a conocer que obtuvo una orden de aprehensión en contra de García Luna por su probable responsabilidad en el delito de enriquecimiento ilícito. 

La FGR cotejó sus declaraciones patrimoniales, bienes inmuebles y detectó que sus inversiones "evidentemente no coincidían con lo que él había percibido por salarios y otros ingresos".

El 10 de diciembre de 2019, García Luna fue detenido en Dallas, Texas, por cargos en Nueva York, de conspiración para tráfico de drogas y de realizar declaraciones falsas.

Presuntamente, García Luna recibió millones de dólares del cártel de Sinaloa, de Joaquín Guzmán Loera, mientras era funcionario público.

De ser acusado el cargo de conspiración para tráfico de drogas, García Luna enfrenta una sentencia mínima de diez años de prisión y máxima de cadena perpetua.

Las investigaciones señalan que a cambio del pago de sobornos, el cártel de Sinaloa obtuvo pasaje seguro para sus envíos de droga, además de información legal sensible sobre las investigaciones al cártel y sobre grupos rivales.

Los registros financieros señalan que para cuando García Luna se reubicó en Estados Unidos en 2021, tenía una fortuna personal de millones de dólares.