Veracruz, Ver.- Integrantes del Movimiento Civil Independiente se manifestaron frente al Palacio Municipal de Veracruz para quejarse por el servicio de agua potable suministrado por el Grupo MAS.

Al Movimiento Civil Independiente se sumaron diversas asociaciones, como el Colegio de Abogados de Veracruz.

La protesta comenzó con una marcha que los integrantes del Movimiento Civil Independiente realizaron a través de la avenida Independencia hasta su llegada al zócalo de Veracruz.

Frente al Palacio Municipal del puerto jarocho, los activistas calificaron como pésima la calidad del agua que suministra el Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento (MAS).

Posteriormente, procedieron a realizar la clausura simbólica del Ayuntamiento de Veracruz mientras lanzaban consignas contra el alcalde Fernando Yunes Márquez.

Entre las inconformidades que presentó el Movimiento Civil Independiente se encuentran altas tarifas, cortes del servicio de agua potable y taponeos del drenaje.

De acuerdo con Oliver Olmos, integrante del movimiento, Grupo MAS recibió la concesión del agua de manera corrupta, por lo que las asociaciones civiles buscan la revocación de la licencia.

“Están haciendo alrededor de 100 cortes diarios en plena pandemia y todavía están haciendo lo que se llama taponeo de los drenajes”, comentó.

Según el activista, Grupo MAS ejerce coacción sobre los usuarios con el respaldo de las autoridades municipales.

Ante las inconformidades, existen más de 300 quejas interpuestas por los usuarios ante la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO).

El Movimiento Civil Independiente también interpuso una denuncia colectiva ante el Juzgado Tercero Federal y denuncias ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

A través del Colegio de Abogados de Veracruz, suman más de 400 amparos de ciudadanos que se protegieron contra los cortes de servicio.

Con base en las declaraciones de Oliver Olmos, el Grupo MAS carece de reconocimiento de calidad del agua por parte de la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

Asimismo, aseguró que a pesar de las manifestaciones que se hicieron en fechas pasadas en los municipios de Veracruz y Boca del Río, los alcaldes hicieron caso omiso.

La próxima semana, una comitiva buscará tener presencia en la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador para exponer el tema.

Tras su entrada al municipio de Veracruz en 2016, el Grupo MAS, filial de la empresa brasileña Odebretch, recibió una concesión por un período de 30 años para brindar y cobrar el servicio de agua.

Con la concesión, el Grupo MAS también puede brindar y cobrar el servicio de drenaje y alcantarillado.

Las quejas de los usuarios son constantes, debido a la presencia de bacterias fecales en el agua y a los altos costos del servicio.