Veracruz, Ver.- Durante la mañana del 30 de noviembre, Oliver Olmos, representante del del Movimiento Civil Independiente (MOCI), se encadenó a las puertas del palacio municipal de Veracruz, para clausurar simbólicamente el Ayuntamiento en protesta por las condiciones del servicio de agua potable brindado por Grupo MAS.


Acompañado de más integrantes de MOCI, los manifestantes argumentaron que se oponen a la operación de la empresa Grupo MAS por el mal servicio, mala calidad del agua potable y los cobros excesivos a los usuarios, y buscan que se cancele la concesión que el Ayuntamiento de Veracruz mantiene con la empresa.

Asimismo, se oponen también la instalación de retenes de Tránsito Municipal, a los que señalan de ser ilegales y de solo llevarse a cabo para sacar dinero a los conductores de la ciudad; piden que estos operativos se detengan de forma definitiva.


La tarde del domingo 29 de noviembre, integrantes del MOCI, sumados por miembros del Colegio de Abogados, marcharon por calles del centro de la ciudad, hasta el zócalo de la ciudad.

 

 

El movimiento continúa con la lucha en contra de los abusos por parte de Grupo MAS, la cual incurre, además, en cortes injustificados de agua, baja presión y negativas de desazolvar drenajes taponeados.


Por su parte, la lideresa del sindicato del extinto Sistema de Agua y Saneamiento, exhortó a los miembros de la agrupación, integrada por trabajadores despedidos luego del ingreso de Grupo MAS, a sumarse a la protesta en el palacio municipal de Veracruz.


El dirigente del MOCI, pide el apoyo de la ciudadanía para unirse a la protesta, y bloquear todos los accesos del palacio municipal hasta obtener audiencia con el alcalde Fernando Yunes Márquez.


En el lugar llegaron ciudadanos afectados por cobros excesivos e irregularidades de Grupo MAS, quienes acusan tener una deuda injustificada de miles pesos y corte de agua en su domicilio.