Acultzingo, Ver.- Autoridades eclesiásticas y municipales determinaron el cierre de la Ermita de Guadalupe Miravalle a partir de este martes 1 de diciembre.

La Ermita de Guadalupe Miravalle permanecerá cerrada hasta el 15 de diciembre, con el fin de evitar aglomeraciones y por consiguiente, posibles contagios de Covid-19.

El cierre de la Ermita fue confirmado por el obispo de la Diócesis de Orizaba, Eduardo Cervantes Merino.

“La Ermita permanecerá cerrada del primero al 15 de diciembre y no se permitirá tampoco estacionarse en las inmediaciones de La Ermita”, comunicó.

Según el obispo, quienes lo hagan podrían ser sancionados por la Guardia Nacional, pues se trata de un tramo federal. Tampoco se permitirá la colocación de ningún puesto de venta.

Todas las celebraciones religiosas que se llevan a cabo en la Ermita, se realizarán en la parroquia de Acultzingo.

Asimismo, serán transmitidas en vivo a través de Facebook para que los feligreses participan.

Cada año, la Ermita de Guadalupe Miravalle es el centro de peregrinaciones de personas de los municipios de la región e incluso de otros estados.

En años anteriores, los feligreses arribaban caminando los días 11 y 12 de diciembre, por lo que la carretera federal Orizaba-Tehuacán era cerrada.

Par evitar riesgos de contagio, la Diócesis de Orizaba también colocó un altar en el atrio del Santuario Guadalupano de La Concordia y un filtro hacia Norte 22, para que el paso sea continuo y se descarten aglomeraciones.