El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó durante su conferencia mañanera, que el contrato “leonino” con Odebrecth, a través de su filial Braskem-Idesa, ya fue cancelado para no contribuir con la corrupción.

El presidente aclaró que el contrato que el gobierno Federal mantenía con la empresa, para abastecer de gas natural a la planta Etileno XXI, ubicada en el municipio de Nanchital, venció y ya no se renovará.

“Me informaron hoy en la mañana que habían notificado a la empresa (…) que es famosa por las extorsiones y por la corrupción”, mencionó el presidente.

Braskem-Idesa logró el contrato para abastecerse de gas natural durante el gobierno de Felipe Calderón, mientras que el presidente López Obrador indicó meses atrás que se analizarían todos los contratos “leoninos” y buscarían cancelarlos en caso de incurrir en irregularidades.

Aclaró que el tiempo que tenía el contrato se venció se forma natural y ya no se renovó, por lo que la relación que tenía el gobierno con la empresa quedó terminada.

Sin embargo, la empresa pidió que se continúe vendiendo gas natural al 25 por ciento de su precio de mercado, pero el presidente indicó que ya no habrá gas natural para Etileno XXI.

De forma similar, el presidente López Obrador se comprometió a revisar el contrato de la empresa APIVER con el manejo del Puerto de Veracruz, el cual tiene una duración de 100 años.

DECISIÓN VIOLA NUESTROS DERECHOS: BRASKEM IDESA

En un comunicado, Braskem Idesa dio a conocer que la decisión del Centro Nacional de Control de Gas Natural (CENEGAS) viola sus derechos y múltiples disposiciones jurídicas vigentes.

"Braskem Idesa ha señalado que su conducta siempre ha sido apegada a la legalidad y al marco jurídico de nuestro país y que su proceder cotidiano ha sido conforme a las normas más prácticas y exigentes internacionalmente", cita el comunicado.

La empresa se dijo dispuesta a discutir con las autoridades mexicanas los temas y los contratos con compañías nacionales, para ofrecer propuestas de soluciones.