El regidor de Papantla, Efraín Rivera Hernández, recluido en el penal federal por portación ilegal de armas desde el mes de abril, notificó al Congreso local de su renuncia al cargo.

El edil, a quien se le vincula con el asesinato de la periodista Elena Ferral, informó que deja la representación popular, a pesar de que desde septiembre su suplente asumió la Regiduría Séptima.

En la correspondencia se dio entrada al oficio 000/REG7/2020, remitido el pasado 27 de noviembre por Rivera Hernández; el documento se turnó a la comisión de Gobernación.

El 30 de septiembre el Congreso local se negó a ampliar la licencia del regidor de Papantla, Efraín Rivera Hernández, recluido en un penal federal de Papantla.

La negativa del Congreso se fundamentó en el hecho de que la ley no contempla la figura de ampliación de licencia temporal. En un primer momento ya se le había aprobado la licencia para separarse del cargo, y no era viable autorizar un segundo permiso.

La autorización buscaba ampliar su permiso del 16 de septiembre al mes de diciembre, a pesar de que permanece detenido en el penal federal de Papantla desde el pasado mes de abril, por lo que estarían suspendidos sus derechos político-electorales.

Datos del Registro Nacional de Detenciones dan cuenta que el regidor séptimo Efraín Rivera Hernández fue detenido el 25 de abril a las 12:25 PM por parte de la Policía Ministerial, como parte de una investigación ministerial.

El regidor, se presume, fue detenido por portación ilegal de arma de fuego; y se mencionó que podría estar vinculado al asesinato de la periodista María Elena Ferral, ocurrido el 30 de marzo.