Coatzacoalcos Ver. – Los conflictos entre el Sindicato Único de Empleados Municipales (SUEM) y el ayuntamiento de Coatzacoalcos continúan al cierre del año. Los sindicalizados demandan un aumento del cinco por ciento o amagaron con estallar una huelga el próximo 11 de diciembre.

Gersaín Hidalgo Cruz, dirigente sindical, argumentó que no piden el aumento en un solo pago, sino que sea dividido en dos partes, además del retroactivo correspondiente.

 

“Le dijimos (al alcalde, Víctor Carranza) danos el 3 por ciento en este año en diciembre, paganos el retroactivo de enero a diciembre; y el otro por ciento paganos el 15 de febrero sin retroactivo, y el final de febrero sumas todo sin provocar un daño patrimonial”, explicó Hidalgo Cruz.

 

En rueda de prensa señaló que en caso que se vayan a huelga, el 50 por ciento de las unidades quedarían paradas, sin caer en violación de la ley, toda vez que ello se encuentra estipulado en el contrato que firmaron ante los tribunales.

 

“Si hay estallamiento a huelga, el tribunal nos permite que la mitad de las unidades quedan cerradas, yo no necesito tomar las unidades, porque él (el alcalde) afectaría a Coatzacoalcos, porque también entrarían a trabajar nada más el 40 por ciento de los trabajadores de confianza y ningún trabajador sindicalizado puede laborar”, argumentó.

 

Respecto a la falta de contratos de 30x30, indicó que pudieron otorgarlo de forma normal y en caso de que estalle la huelga, solo omitirán los pagos de los días que dure el movimiento.

En este sentido, no dudó en calificar de mentiroso al alcalde Víctor Manuel Carranza Rosaldo, pues asegura que los que han buscado el diálogo son ellos como sindicato y no ellos.

 

No se permitirá que afecten los servicios y bienes del pueblo: Víctor Carranza

Por su parte, el alcalde Víctor Manuel Carranza Rosaldo dijo que no se permitirá que atenten contra los bienes del ayuntamiento y tampoco se afecten los servicios públicos.

En este sentido, no descartó acciones legales en contra de quienes retengan o dañen las unidades y equipos de las diferentes áreas municipales.

 

“Todos tienen un derecho de hacer una manifestación, siempre y cuando no afecten a terceros. Tendrán consecuencias porque no se puede permitir que bienes de la administración y del ayuntamiento, que es de todos, sean mal empleados o destinados para otra cosa que no sea el servicio público”, reiteró.

 

Al igual que el líder del SUEM se defendió diciendo que apelaran al diálogo para no llegar a una huelga como se tiene programado el próximo 11 de diciembre.

 

“Para ser un estallamiento a huelga como ellos lo mencionan debe seguir todo un procedimiento y hemos sido muy respetuosos en esos temas. Te puedo decir que, derivado de la pandemia, el 50 por ciento de los que son grupos vulnerables, aunque la ley solo les permite un mes para ausentarse, nosotros les hemos dado más de siete meses, y es importante que vean que los servicios no se pueden interrumpir como ayer lo vimos y fue muy lamentable, no lo vamos a permitir porque todo puede ser dentro de la parte legal”, puntualizó.

 

Respecto a los contratos de 30x30 que no fueron entregados a los empleados municipales, argumentó que tal y como explico la encargada de recursos humanos, no se pueden otorgar contratos de 30 días, cuando solo trabajarían diez, por lo que en caso de que no estalle la huelga los contratos estarán disponibles para todos.

 

“Mi administración ha cumplido con todo, no ha sido suspendido ningún pago como ocurría en otras administraciones, eso habla de que se está haciendo buena administración y preocupación en el manejo de las finanzas y en el trato digno de los trabajadores”, finalizó.