Con la llegada del covid-19 a México, el uso de caretas, cubrebocas, respiradores, gel antibacterial y sanitizadores ha formado parte de nuestra "nueva normalidad" y con ello, la aparición de personas que buscan aprovecharse de esa necesidad. 

Por ello, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) alertó de productos milagros que intentan engañar al consumidor, entre ellos caretas, cubrebocas, respiradores y sanitizadores. 

La Profeco señala a los productos milagro como aquellos que utilizan publicidad exagerada para exaltar sus cualidades atribuyéndole beneficios extraordinarios, propiedades curativas, sorprendentes o categóricas, mismas que no están sustentadas científicamente.  

Los productos señalados por la Profeco son: 

Sos Protek, un gel antibacterial que viene acompañado de un labial roll-on, que asegura eliminar virus y bacterias. 

Sobre este producto, la Profeco asegura que no comprueba, entre otras cosas, ser la "forma más eficaz para protegerte de un contagio por virus o bacteria", que protege tus vías respiratorias con su roll-on labial, que su efecto dura entre tres y cuatro horas, que mata microorganismos e inhibe su crecimientos y que está hecho con alcohol puro al 65%.

Un segundo producto de Sos Protek señalado por la Profeco de engañar a los consumidores es su esterilizador protector, el cual no comprueba que desinfecte al 99.9% de los gérmenes.

Otro de los productos señalados es el cubrebocas del Hospital Francés.

De acuerdo con la Profeco, este cubrebocas no comprueba que su composición sea 80% poliéster y 20% rayón blanco; ni que esté compuesto de tres láminas, dos externas de barrera antiestática y una intermedia con filtro de barrera viral y antibacterial; tampoco que su filtración bacteriana es del 90%; en incluso que sea hecho en México y a mano.

El Hospital Francés tiene otro producto señalado por la Profeco de mentir a los consumidores. 

Se trata de un respirador que no compruebe estar hecho de 100% poliéster, 100% pieza nasal, 100% metálica y cinta elástica.  

La Profeco también señala una careta fabricada por la marca "Hospitalar" la cual no comprueba que combata al coronavirus. 

Uno más de los productos es sanitizador de la marca "Macro-Esterilizador", estos productos se utilizan en oficinas, establecimientos e incluso en hogares para limpiarlo del covid-19. 

Este producto en particular, señala la Profeco, no comprueba ser un esterilizante de grado hospitalario. 

¿CÓMO IDENTIFICAR LOS PRODUCTOS MILAGRO?

La Profeco enlista nueve tips para identificar los productos milagro y no caer en ellos. 

Analiza la etiqueta:

Desconfía de los productos que exaltan sus propiedades y garantizan resultados inmediatos; por ejemplo, productos que te aseguran que adelgazarás rapidamente.

Cuestiona sus atributos:

Asegúrate de que los beneficios que dicen brindan correspondan a la realidad. 

Lee reseñas sobre ellos:

Las páginas web son una buena opción para leer reseñas, comentarios, evaluaciones de los consumidores. 

Valida su certificación:

Si el producto dice tener registro ante Cofrepis o cualquier otra instancia de gobierno, corrobóralo. 

Busca sus datos de contacto:

Corrobora que los anuncios cuenten con datos de contacto de las empresas productoras y establecimientos de venta, principalmente domicilio, teléfono y correo electrónico.  

El antes y después:

El mostrar el "antes" y "después" es una estrategia publicitaria muy común utilizada po los productos milagros. 

Son oportunistas:

Se aprovechan de condiciones como el miedo o pánico, como el que causa el covid-19 y prometen evitar el contagio o peor aún aseguran curarlo.

Dicen curar padecimientos:

Puede ser que dichas enfermedades no tengan ninguna relación entre sí y no cuenten con estudios científicos que lo avalen. 

Los venden en puestos ambulantes:

No pongas en riesgo tu salud, si tienes duda sobre algún tratamiento o medicamento, pregunta a tu médico