Entre un 30 y 35 por ciento se incrementó la presencia de niños y adolescentes trabajadores en las calles de Xalapa, así lo confirmó la presidenta del Movimiento de Apoyo a Niños Trabajadores y de la Calle (MATRACA), Josefina Castrejón Olguín. 

Y es que expuso, la mayoría de los menores retomó su trabajo en semanas recientes tras la reactivación económica, por lo que actualmente ya es más común verlos trabajar solos o en compañía de sus familiares.

Se trata de niños que realizan malabares o venden productos y alimentos como dulces, de los cuales, de acuerdo a la propia organización, existe un registro de más de 300 menores.

Fue en abril del presente año cuando MATRACA confirmó que la presencia de niños y adolescentes trabajadores en las calles de Xalapa se redujo hasta un 70 por ciento, como consecuencia de la pandemia de covid.

Sin embargo, y de acuerdo a los mapeos realizados, cerca de 100 menores no dejaron de trabajar en cruceros, calles y avenidas pese a la contingencia sanitaria, pues su condición les impedía confinarse.

La mayoría de los menores sufren explotación al convertirse en una "fuente de ingresos" para las familias de zonas marginadas, aledañas a la capital.

Dichas famiilas provienen de Teocelo, Xico, Las Trancas, Banderilla y San Andrés Tlalnelhuayucan, municipios donde una parte de su población aún vive en condiciones de pobreza.