Orizaba,Ver.-  Una menor de un año y siete meses de edad falleció tras el accidente registrado la noche del pasado miércoles en Ixtaczoquitlán, en donde un hombre falleció de forma instantánea al ser atropellado por un vehículo conducido por un policía en estado ebriedad, en el que viajaba la menor.

El policía identificado como Fernando “N”, continua detenido en los separos de la Policía de Orizaba, en las próximas horas se determinara su situación legal por el fallecimiento de José Ríos Romero, de 54 años de edad, as í como el de su hija, la menor Dasha N., que falleció a las 02:00 horas del pasado 3 de diciembre en un hospital privado de Orizaba.

El suceso ocurrió cerca de las 20:30 horas, cuando el policía, quien se encontraba franco, conducía su vehículo Chevy de color rojo a exceso de velocidad, acompañado de su esposa, sus dos hijas y otro policía, por la carretera que va de Atzacan a Ixtaczoquitlán.

A la altura de la colonia Potrerillo 3 perdió el control de la unidad y atropelló a un hombre que se encontraba subiendo botellones de agua a su vehículo, también Chevy, pero de color azul. La víctima sufrió un trauma de cráneo severo que le provocó la muerte de forma instantánea.

El finado estaba acompañado  por una joven, quien también resultó lesionada y fue traslada a un hospital por paramédicos locales, por otro lado en el vehículo rojo únicamente el policía que acompañante salió ileso.

Fernando “N” podría enfrentar los cargos por el delito de homicidio culposo, lesiones y daños.