Veracruz, Ver.- La continuidad del plantón que mantiene el Movimiento Civil Independiente (MOCI) en el Ayuntamiento de Veracruz depende de la revisión del pliego petitorio que se entregó al alcalde Fernando Yunes.

Pese a que el MOCI logró acordar una mesa de trabajo con las autoridades municipales de Veracruz, sus integrantes advirtieron que el plantón se mantendrá permanentemente hasta que se garantice el cumplimiento del pliego petitorio.

La mesa de trabajo se llevará a cabo el miércoles 9 de diciembre con representantes del MOCI, el gobierno municipal, el Instituto Metropolitano del Agua y el Grupo MAS.

El domingo 29 de noviembre, integrantes del MOCI se manifestaron para exigir la revocación de la concesión otorgada al Grupo MAS, encargada de los servicios de agua potable y saneamiento en Veracruz y Medellín de Bravo.

Durante las primeras horas del 30 de noviembre, Oliver Olmos, representante del movimiento, se encadenó a la puerta principal del palacio municipal de Veracruz.

Así, el activista clausuró de manera simbólica el Ayuntamiento en protesta por las condiciones del servicio de agua potable concesionado al Grupo MAS.

Las quejas de los manifestantes se derivan por mal servicio, mala calidad del agua potable y cobros excesivos a los usuarios.

De acuerdo con Jesús López Peña, integrante del movimiento, se hizo entrega de un pliego petitorio a las autoridades municipales, el cual fue incluso sellado de recibido.

Hasta que el alcalde Fernando Yunes Márquez dé respuesta al pliego petitorio del Movimiento Civil Independiente, se retirará el plantón en el palacio municipal.

Según el integrante del MOCI, los ciudadanos de Veracruz tienen que hacer un gasto doble al comprar garrafones para poder tomar, debido a la mala calidad de la suministrada por el Grupo MAS.

El manifestante también se quejó por los retenes de Tránsito y por presuntos cobros excesivos del pago del impuesto predial.