Veracruz, Ver.- Alexander de 11, Bryan de 12 y Uriel de 15 años son los tres hermanitos que murieron ahogados el sábado 5 de diciembre en playas de Antón Lizardo, en el municipio de Alvarado. 

El hecho que consternó a veracruzanos y usuarios de redes sociales de otros estados, es descrito por lugareños y autoridades de Protección Civil como la una de las peores tragedias de su tipo de la que se tenga memoria en fechas recientes.

Los tres hermanitos eran integrantes de una familia originaria de Tlaxcala que arribó la mañana del sábado a las playas del municipio de Alvarado con el objetivo de vacacionar durante el fin de semana.

Alrededor del mediodía del 5 de diciembre, los hermanitos se encontraban nadando cuando fueron arrastrados por la corriente, su padre y su hermana de 16 años ingresaron al mar para tratar de rescatarlos, pero la corriente también los arrastró.

Pescadores y palaperos de la zona acudieron a rescatarlos cuando se percataron de la situación, sin embargo, solo pudieron sacar a la menor y al padre, que en estado de shock tuvo que ser ingresado a un hospital de la zona.

El cuerpo de los tres niños se perdió en el mar, iniciando desde ese momento una búsqueda que concluyó la mañana de este lunes 7 de diciembre, cuando el cuerpo del tercero de ellos fue arrojado por el mar.

Playas en apariencia tranquilas

Las playas de Antón Lizardo, a unos 15 kilómetros de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, regularmente se encuentran en calma y son recomendadas por prestadores de servicios turísticos para nadar.

Sin embargo, los niños ingresaron cuando el oleaje se encontraba agitado debido a los efectos del frente frío 18, lo que causó que fueran arrastrados hacia la zona de escolleras, en donde las corrientes los llevaron hacia las pozas y después mar adentro.

Otra versión de lugareños refiere que los menores entraron directamente sobre la fila de rocas que forma la escollera, lo que fue fatal debido a que se trata de una zona de riesgo por las corrientes que se forman.

Los niños eran miembros de una misma familia que llegó a la playa de Antón Lizardo esa mañana, procedentes del estado de Tlaxcala. Minutos antes habían jugado en la arena.

La familia estaba integrada por la madre, el padre, una hermana de 16 años y los tres niños de 11, 12 y 14 años de edad, de acuerdo con información que proporcionaron a las autoridades este lunes 7 de diciembre.

Su visita en Veracruz fue planeada para pasar el fin de semana, como parte de un viaje de descanso que la familia preparó para distraerse en el mar, sin embargo, tras lo ocurrido terminó en consecuencias fatales.

La búsqueda de los menores inició el mismo momento en el que ocurrieron los hechos, duró tres días con complicaciones que se presentaron por las condiciones climáticas que provocó el frente frío 18.

El primer cuerpo rescatado del mar fue Uriel, de 14 años, quien fue localizado por pescadores y personal de Protección Civil Municipal unas horas después de los hechos en la misma zona de escolleras de Antón Lizardo.

La búsqueda tuvo que ser suspendida ese mismo día por la noche, debido a la falta de condiciones para localizarlos, pero para la mañana siguiente, el domingo 6 de diciembre, el cuerpo de Alexander, de 11 años, fue ubicado en las escolleras de la Heroica Escuela Naval de Antón Lizardo, en las cercanías de los hechos.

La búsqueda se mantuvo hasta la mañana de este lunes 7 de diciembre, cuando el cuerpo de Bryan, de 12 años, fue arrojado por el mar en las playas de la comunidad conocida como La Barranca.

Pescadores de la zona dieron aviso a las autoridades sobre la localización del cuerpo de Brayan, que tras ser identificado fue trasladado al Servicio Médico Forense para ser entregado a sus familiares.

Trágica historia de 3 hermanos que murieron en playas de Antón Lizardo

Pescadores se suman a búsqueda de tres días

Pescadores de Antón Lizardo y comunidades aledañas se sumaron a la búsqueda de los menores incluso antes de que autoridades se coordinaran en un operativo conjunto.

Los pescadores dispusieron de sus embarcaciones para realizar recorridos mar adentro, además de sumergirse en diversas ocasiones con sogas y equipo de buceo para tratar de ubicar a los menores.

En el operativo que coordinado de autoridades participaron elementos de Protección Civil Municipal y Estatal, Policía Municipal de Alvarado, Guardia Nacional, agrupamiento marítimo de la Fuerza Civil y efectivos de la Secretaría de Marina.

De acuerdo con autoridades de Protección Civil Estatal es uno de los sucesos más graves debido a que las tres víctimas eran menores de edad integrantes de una misma familia.

Oleaje por frente frío y falta de precaución en escolleras

Los efectos del frente frío 18 pudieron influir para que los tres niños fueran arrastrados mar adentro, ya que el oleaje del mar comenzó a tornarse elevado durante el sábado 5 de diciembre.

La jefa de Atención a Emergencias de la Secretaría de Protección Civil, Karen Luna Marín, dijo que es importante que los viajeros que tienen como destino las playas de Veracruz verifiquen las condiciones climáticas antes de ingresar al mar.

Señaló que debido a que se trata de personas de otros estados desconocen las características climáticas que se pueden presentar en la costa de Veracruz, así como efectos causados por el mar y el oleaje.

Cuando pescadores se percataron que los niños necesitaban ayuda, estos se encontraban cerca de la zona de escolleras.

Las escolleras son construcciones de rocas que sirven para ganar terreno al mar. Existen restricciones para nadar cerca de estas debido a que las corrientes chocan contra los muros y generan corrientes.

Otra característica es que en sus cercanías se forman pozas, que son difíciles de librar incluso para quienes son expertos nadadores.

La recomendación de autoridades es evitar ingresar a zonas cercanas a las escolleras, que regularmente se encuentran marcadas con banderines rojos y señalamientos.

Hasta la tarde de este lunes 7 de diciembre, la familia de los tres menores realizaba los trámites para trasladar a los niños a su lugar de origen. Se informó que autoridades del Ayuntamiento de Alvarado participarían como enlace para facilitar los requerimientos a los familiares.