Veracruz, Ver.- Durante la mañana del jueves 10 de diciembre, un grupo de taxistas de Veracruz protestó frente a las oficinas de Grupo MAS en Veracruz, a un costado del auditorio "Benito Juárez", y exigieron a la empresa que realice un descuento a todos sus usuarios de la ciudad, de un 50 por ciento de la tarifa.

Los manifestantes argumentaban que durante la pandemia muchos sectores comerciales y de servicios, además de los taxis, se vieron afectados por la falta de trabajo y la crisis económica, por lo que el pago del servicio de agua se volvió una carga para las familias.

 

 

Además, indicó uno de los taxistas, la calidad del agua no equivale al precio que pagan por el suministro, por lo que exigen a la empresa descontar el 50 por ciento al precio de las tarifas, además del descuento que ya otorgan a las personas jubiladas y pensionadas.

 


"El agua también está hecha una porquería, no es potable y es muy cara", mencionó uno de los manifestantes.

 

Los taxistas mantuvieron la protesta en la calle Santos Pérez Abascal, frente a las oficinas de Grupo MAS, asimismo, se plantaron sobre dos carriles de la avenida Miguel Alemán, antes del puente vial.

Apenas el día de ayer, los representantes de Movimiento Civil Independiente sostuvieron la primera reunión de trabajo con representantes del ayuntamiento de Veracruz y Grupo MAS, y firmaron un primer acuerdo de peticiones de la ciudadanía.