Veracruz, Ver.- Con 121 unidades de taxis robadas, el puerto de Veracruz fue el municipio de la zona conurbada que más denuncias acumuló durante el periodo de enero del 2019 a noviembre del 2020, según la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Mientras que, para los municipios de Boca del Río y Medellín los índices fueron menores a comparación del puerto, ya que solo obtuvieron 11 y un caso de este delito, de acuerdo con la solicitud de información con número 02009720 que el equipo de E-Consulta Veracruz realizó.

De las 133 unidades que fueron robadas solo se lograron recuperar 55, menos de la mitad. De estos, 47 vehículos en Veracruz, siete en Boca del Río y uno en Medellín. 

La mayoría de las víctimas denunciaron haber sufrido violencia cuando los despojaron de sus unidades. 
Modelos de taxis más robados y colonias donde hubo más incidencia

De estos delitos hubo 11 colonias de los tres municipios las cuales registraron mayor incidencia en los dos años.

En Veracruz fue la colonia Centro con 12 delitos, Colinas de Santa Fe con cinco, Playa Linda cuatro, La Pochota y Chapultepec ambas con tres casos.

En tanto que en Boca del Río fue la Ampliación Miguel Alemán, Carranza, Costa Verde, El Jobo y Joyas de Mocambo todas con un delito.

Por último, en Medellín fue en el Fraccionamiento Puente Moreno donde se registró el único caso de robo de taxis.

Entre los modelos de taxis más robados fue Nissan con 79 coches, 31 no se especificaron, 12 Chevrolet, T- suru cinco, Dodge dos, Chrysler, Pontiac, Ford y Hyundai todo con un modelo.

Taxistas sin seguridad a merced de ladrones

La inseguridad con la que operan los conductores de taxis en la zona conurbada de Veracruz ha ido en aumento, durante este año el gremio del Servicio de Taxis de la Central de Autobuses de Veracruz registró alrededor de 30 o 40 robos de unidades, aseguró su líder Víctor Manuel Mendoza Segovia.

Aseveró que los choferes se ven a merced de la delincuencia, quienes aprovechan el tiempo de pandemia para realizar estos actos delictivos, de igual manera dijo que la mayoría de estas unidades son encontradas desmanteladas, algunas no se encuentra ningún rastro de ellas y las que sí, son dispuesta ante la Fiscalía y para sacarlos deben de pagar costos elevados.

De igual manera dijo que interponen las denuncias correspondientes, pero en ningún caso se encuentran los responsables de los asaltos y cuando son arrestados de inmediato son puesto en libertad.

“Aquí no hay seguridad, el Gobierno del Estado no se ha preocupado por la seguridad de los taxistas”, dijo.

La mayoría de estos robos son cometido durante las noches, los ladrones se hacen pasar por clientes y cuando le hacen la parada al taxi aprovechan para despojarlo de sus pertenencias, aseveró.

También comentó que además de la inseguridad otra de las crisis que llevan afrontando en este año es la que impuso la pandemia del covid, desde marzo que comenzó la emergencia sanitaria no pueden recuperar sus entradas económicas.

“No tenemos trabajo, estamos parados y la verdad ha bajado como un 60 o 70 por ciento el trabajo, ahorita que vienen las épocas de sembrina tampoco hay trabajo”, afirmó.