Una bocina color plata ambienta con música de Guns N Roses (Knockin' On Heaven's Door) la oficina de Marlon Ramírez Marín, presidente estatal del PRI en Veracruz. “Somos el PRI del cambio”, dice al ritmo de rock en el inicio de una entrevista con E-Consulta Veracruz.

Ramírez baja el volumen de la música y asegura que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) tiene la fórmula para ser la fuerza política que más recupere espacios en las elecciones de 2021, donde se renovarán 212 alcaldías, 212 sindicaturas, 633 regidurías, 50 diputaciones locales y 20 federales. 

“Hay una dirigencia que apuesta a darle espacios de verdad a los jóvenes. Somos el único partido donde más del 50 por ciento de nuestros dirigentes son personas menores de 35 años”, dice el xalapeño, quien hablará durante 40 minutos sobre la alianza del PRI con el PAN y PRD; del gobierno actual en Veracruz y de cómo sortearán los halos de corrupción ligados a los exgobernadores Fidel Herrera y Javier Duarte. 

La entrevista se lleva a cabo en la sede del Comité Directivo Estatal (CDE). Marlon Ramírez se acomoda en una silla reclinable al interior de su oficina y destaca que en ese asiento estuvieron tres de sus antecesores que se formaron -como muchos jóvenes- en los cuadros del PRI y más tarde fueron electos gobernadores: Dante Delgado (1988-1992), Fidel Herrera (2004-2010) y Miguel Ángel Yunes (2016-2018). 

De estos tres exmandatarios, solo la fotografía de Fidel Herrera permanece exhibida en la sala Expresidentes, inmueble que conecta con la oficina donde ahora despacha el dirigente.  La imagen de Dante Delgado, explica el personal de ese edificio, fue retirada en 1999 cuando renunció al PRI para fundar Convergencia, hoy Movimiento Ciudadano. 

En un acto similar, la foto de Miguel Ángel Yunes Linares fue removida de la pared en 2004, cuando se adhirió a las filas del Partido Acción Nacional (PAN), institución que representó en las elecciones a gobernador de 2016. 

A varios años de esos hechos, los nombres de Miguel Ángel Yunes y Dante Delgado se vuelven cruciales en el momento político que vive en PRI en Veracruz y la alianza, que es un hecho para 2021, y que llevará por objetivo hacer frente a Movimiento Regeneración Nacional (Morena). 

Sobre Yunes el PAN y el PRD, Ramírez explica que la alianza se ha oficializado en 12 de 20 distritos federales de Veracruz, donde cada partido encabezará cuatro. Y aunque la intención de los tres dirigentes aliancistas, dice, es ir juntos en todo el estado, también reconoce que difícilmente ocurrirá. 

“Hay lugares, municipios, con fortalezas muy claras para ir solos (como partido). Además, no podemos forzar a la militancia, al elector. Y no tenemos la intención de regatearle nada a Veracruz”. 

- ¿Y qué pasa con Dante Delgado y Movimiento Ciudadano, que también son oposición?

“Pues no lo he escuchado decir nada de oposición. Ha hecho dos cartas, pero eso no es ser oposición. Y lo dijo muy bien mi presidente nacional (Alejandro Moreno), más bien parecería un esquirol de la democracia, que tener una convicción de que el país y Veracruz salgan adelante”, responde. 

 

Alianza PAN-PRI-PRD, una defensa de lo construido en años 

“No estamos haciendo una fusión ideológica, ni una conjunción de intereses, es una defensa de lo que hemos construido”, ataja Ramírez. Pero antes de abundar sobre la alianza, justifica el origen de la misma. 

“La economía ha decrecido de manera dramática en México. Hay desempleo y son 12 millones de personas que entraron en terrenos de pobreza. Índices de inseguridad dramáticos. No hay confianza en inversionistas en nuestro país, un país que ya no dependía de la economía petrolera. Había amplitud en la base tributaria que permitió firmar protocolos en favor del medio ambiente para llegar a un esquema de energías limpias renovables. Todo eso, en tan solo 24 meses, se lo ha llevado el caño a la basura”. 

“Empresarios, sociedad organizada y no organizada exigen a los partidos que hagamos algo porque, si bien, el sistema como lo conocimos no era perfecto, si analizamos lo que se había acumulado los últimos 30 años bien vale la pena defenderlo. Eso nos mueve a generar puntos de coincidencia”, opina.  

Y entre las cosas que habrán de defender, enuncia la autonomía de organismos, la importancia ramos, fondos y fideicomisos. Además de regresar programas como las guarderías de Sedesol, Prospera o Mujer Agrícola. 

 

Jóvenes serán protagonistas en elecciones de 2021 

Marlon Ramírez explica que entre las cosas que aportará el PRI a la alianza con PAN-PRD está la postulación de jóvenes en los comicios de 2021. Esa fórmula, acota, también prevalecerá en los distritos y municipios donde competirán solos como partido. 

“Nosotros hemos consolidado la preparación y formación política. Enseñamos a nuestros jóvenes a crear un sentido de comunidad y no a enaltecer la carrera política de una sola persona. Los que han tenido intereses exclusivos han salido expulsados del PRI”, asegura. 

Y bajo esa lógica, Ramírez vaticina que el PRI será la fuerza política que más espacios recuperará en 2021. “Hay gran ánimo de muchos jóvenes en el PRI, somos el único partido donde más del 50 por ciento de nuestros cuadros dirigentes son personas menores de 35 años”. 

Y bajo esa premisa cita un par de ejemplos: Rocío del Carmen Hagmaier Espinoza, secretaria general del comité municipal de Xalapa (25 años) y Mario Chávez Suárez, presidente del comité municipal de Paso del Macho (20 años). 

“Somos el cambio, el PRI es el cambio. La mejor manera de poder escalar en política es empaparse de la realidad en el campo, y hay jóvenes priistas empapándose de esa realidad social”, sostiene. 

- ¿Se encontrarán los rostros de siempre en las boletas electorales? 

-Yo soy de los que creen que en política debe prevalecer la capacidad.  Mira lo que pasa en Veracruz, hay improvisación, hay inexperiencia e ignorancia. En el Congreso no hay procedimiento que se caiga en la Corte o en los tribunales. Quienes tengan la capacidad, el trabajo y el arraigo social tendrán oportunidades. 

- ¿Qué va a pasar con Héctor Yunes?, se le vincula al partido Todos por Veracruz?

- Él es diputado federal por el PRI, es subcoordinador de los diputados federales. Conozco este tema donde lo vinculan a un partido político, pero hasta hoy he tenido su convicción partidista. No así de su hija (Andrea Yunes- PVEM), pero él es un militante distinguido del PRI”. 

- ¿Cómo valoraría los cuestionamientos de los diputados del PRI a los secretarios de despacho durante sus comparecencias en el Congreso?

- “Una de las cosas que nos llevó a perder la confianza de la gente es la parte de dictarle “línea”. No obstante, hemos recibido el respaldo de nuestros diputados, por ejemplo, en el caso de la reforma electoral y su postura en contra. Nuestros diputados acompañaron la votación contraria. Sobre las comparecencias, cuando te das cuenta que tienes a dos diputados ante una mayoría abrumadora que desconoce, las comparecencias se vuelven obsoletas. Damos la libertad a los legisladores que ejerzan su actividad”. 

-Cómo desprenderse de la imagen de exgobernadores como Duarte y Fidel?

- Los casos de los exgobernadores no están en la agenda del partido, cuando entramos a una época de elecciones, surgirán todo tipo de rumores. Hemos tratado de ir redefiniendo el evangelio político que pretendemos mostrarle al electorado. Hay ánimo en el priista y esperanza. La política tiene ciclos, hay unos que se abren y se cierran. El PRI ha cometido más aciertos que errores”. 

Y desde la silla reclinable Marlon Ramírez insiste, “El PRI es el cambio, solo hay que postular a caras, modos y maneras buenas. Somos una escuela de políticos, de aquí han salido tres gobernadores”.