Ante el aumento de los contagios del virus SARS CoV-2 y del número de enfermos de Covid-19 en el municipio, el director de Desarrollo Económico, Gerardo Martínez Ríos, hizo un llamado a la población para evitar aglomeraciones en los diferentes espacios comerciales de la ciudad, considerados sitios de riesgo alto.

El funcionario recordó que Xalapa se mantiene en Semáforo Naranja y registra a la fecha más de 2 mil 600 personas contagiadas y 434 defunciones.

“Sin embargo, el problema se agrava no sólo por el número de casos activos, sino porque las autoridades sanitarias reportan otros sospechosos”.

Refirió que estos datos corresponden al conteo oficial, “porque se nos escapa el llamado subregistro. Es decir, el número de personas enfermas o contagiadas que no acudieron a los servicios de salud para recibir atención”.

Gerardo Martínez agregó que a esta situación se suman la llegada de los frentes fríos que propician enfermedades respiratorias y la temporada navideña: factores que pueden desencadenar una situación grave en nuestro municipio, donde muchas familias han “bajado la guardia” y desestiman las medidas sanitarias –como el uso de cubreboca–, posiblemente cansadas por la duración de las restricciones que ha implicado la pandemia.

Reiteró que es necesario hacer conciencia del peligro que implica acudir a mercados, plazas y centros comerciales, donde se observa un número creciente de consumidores: “Muchos de ellos incluso van con toda la familia y eso resulta irresponsable e inadmisible”.

De acuerdo con el funcionario, es comprensible que todos debamos satisfacer nuestras necesidades básicas.

“Hay compras que no podemos evitar, como por ejemplo alimentos y medicinas, pero basta con que las haga una sola persona. Es innecesario y peligroso que vaya más gente, sobre todo cuando se trata de adquirir regalos o decoraciones propias de la temporada”.

Además, por fortuna la tecnología nos ofrece alternativas para hacer compras con entrega a domicilio, mediante las redes sociodigitales y las páginas web.

De acuerdo con el funcionario, es innegable que todos los comerciantes han resentido la baja en sus ventas a lo largo de nueve meses, pero a la larga será más provechoso conservar la vida.

“Esperamos que más pronto que tarde podamos transitar hacia la vida que acostumbrábamos llevar antes de la emergencia sanitaria”.

Ningún bien –concluyó– compensa la pérdida de un ser querido. “Pedimos a la ciudadanía xalapeña que este fin de año se mantenga en casa, evite reuniones o fiestas, y si es imprescindible salir, lo haga respetando las medidas de higiene y sana distancia solicitadas desde que inició esta situación inédita”.