Veracruz, Ver.- Las mañanas y tardes en la avenida Valentín Gómez Farias no son las mismas sin “Tacos David”, con más de 40 años en el gusto de los jarochos este negocio es uno de los pocos que mantiene a sus clientes pese a las dificultades que la pandemia del covid generó.

Fundado en el año 1975, el local forma parte de la historia de los veracruzanos y vio pasar los mejores y peores años del puerto de Veracruz, ahora se encuentra sorteando una crisis más que obligó a otros negocios de comida a cerrar sus puertas. 

Sus dueños tuvieron que reinventar la manera de atender a sus clientes para adaptarse a esta “nueva normalidad” que impuso el covid, asegura Carlos Aguilar, empleado del negocio.

Las extremas medidas de limpieza que se han tomado desde que se anunció la presencia del coronavirus se notan en los alrededores del puesto ambulante que se coloca al lado del Museo Naval, los empleados con cubrebocas y desinfectando las mesas ahora es el sello que los caracteriza. 

“Como estamos en plena banqueta, en la calle, cuando llegamos hay que lavar, se utiliza cloro y unas sales que nos recomendó la misma autoridad y Protección Civil”, contó Carlos.

Los tradicionales Tacos David, 40 años que se reinventan por pandemia

De igual manera tuvieron que invertir en la compra de cubrebocas y demás insumos de limpieza para mantener lo más aseado su lugar de trabajo.

Así como dejaron de vender ciertos productos que pudieran ocasionar la propagación del virus como las aguas de sabores, por el momento solo cuentan con productos envasados y además optaron por poner un pequeño lavabo de manos para que sus clientes se sintieran seguros.

Con tres generaciones se mantiene en el gusto de los jarochos

Desde hace cuatro décadas “Tacos David”, forma parte de la cultura jarocha, su fundador quien lleva el mismo nombre, reinvento el platillo tradicional yucateco hasta convertirlo en un caldo el cual lo hace distinto al original.

Don David, quien hace un par de años falleció, heredo el negocio a sus sobrinos, quienes se encargaron de mantener la marca y el prestigió que los mantienen vigentes, ahora con tres sucursales que se resisten a desaparecer.

El aroma de los tacos “ahogados” en el caldo, con cebolla morada curtida y chile habanero finamente picado, se extiende en toda la manzana, el trato amable y atento de los empleados invita siempre con el peculiar acento jarocho, a sentarse en las pequeñas mesas instaladas a lo largo del lugar. 

A diferencia de otros lugares, aquí los tacos se comen con cuchara. Los meseros saben que los clientes siempre repiten y están atentos para correr por el siguiente plato, sugieren una tradicional agua de horchata para acompañar la comida.

El legado de Don David trascendió a tres generaciones, ahora su actual dueño sigue conservando la sazón que lo hizo prevalecer en el gusto de cientos de personas, las cuales todos los días se desvían de su camino para comer, cautivado a extranjeros, locales e incluso yucatecos, quienes regresan exclusivamente a aquel lugar.

Pandemia también les pegó a sus ventas

Con una baja de hasta el 70 por ciento, “Tacos David” no dejo de atender a sus clientes, los cuales, aunque pocos, siguen yendo a desayunar y almorzar.

El cierre de calles en el Centro Histórico de Veracruz y el paro de actividades no esenciales que ocasionó que muchos trabajadores fueran suspendidos de sus empleos y algunos otros se resguardaran en casa, también fue un duro golpe para la economía de “Tacos David”.

“Ha mermado demasiado, nosotros no estamos ni a un 40 por ciento, eso nos ha llevado a cumplir con la encomienda del dueño y seguimos trabajando”, dijo.

A pesar de eso Carlos asegura que ninguno de los 30 empleados que laboran en las tres sucursales con las que cuentan, dejaron de trabajar, todos apoyados por los dueños del local, quienes siempre están al pendiente de la salud y bienestar de sus empleados y de sus familias.

Tanto los trabajadores y como los dueños del negocio, prevén que la emergencia sanitaria siga para el próximo año, pero tienen fe que pronto las condiciones mejoren, para así recuperarse de las pérdidas que tuvieron en este 2020.