Astacinga, Ver.- Tras el ataque armado a una familia de Astacinga la noche del lunes 28 de diciembre, el alcalde Antonio Ramírez Itehua solicitó la presencia de elementos de seguridad estatales y federales en el municipio.

De acuerdo con el munícipe, el ayuntamiento ofreció apoyo a los deudos para cubrir los gastos del funeral de las cuatro víctimas, ya sea los ataúdes u otra necesidad.

Ramírez Itehua reconoció que lo sucedido enlutó a todo el pueblo de Astacinga, que se sumó a la demanda para que se investiguen estos hechos y haya justicia.

“Queremos que haya una investigación, que haya vigilancia de las corporaciones federales y estatales, que se cuente con la presencia de elementos de la Guardia Nacional y Seguridad Pública”, dijo.

El alcalde señaló que se espera que haya resultados, pues del atentado que sufrió el 4 de febrero del 2019 no se sabe si hay avances porque nada le han informado.

El ataque violento

Fue alrededor de las 19:00 horas del lunes 28 de diciembre cuando sujetos armados irrumpieron en una vivienda de la comunidad de Huapango  para disparar contra cuatro integrantes de una familia.

En el lugar murió Guadalupe Tecpile Romero, de 67 años; Gloria Tzompaxtle Tecpile, de 35 años; y Florencio Tzompaxtle Tecpile.

Una menor de 12 años, identificada como X. M. T. T. fue encontrada herida de gravedad y trasladada al Hospital Integral de Tlaquilpa, en donde falleció a los pocos minutos debido a las heridas que presentaba.

Estas personas son familiares de Andrés Tzompaxtle Tecpile, a quien se conociera como “Comandante Rafael” en el Ejército Popular Revolucionario (EPR).

A pesar de tener los mismos apellidos que dos de los finados, el guerrillero es sobrino, primo y tío de ellos.