México promoverá la cooperación internacional para frenar el tráfico ilegal de armas ligeras mientras dure su participación como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, según adelantó el representante mexicano ante el organismo, el embajador Juan Ramón de la Fuente.

"Promoveremos una cooperación internacional efectiva para frenar el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras, que es un tema importante para conseguir la paz", dijo De la Fuente, durante la ceremonia de instalación del Consejo de Seguridad.

En la ceremonia, que se llevó a cabo este lunes, De la Fuente destacó que, en los próximos dos años, que México sea parte del Consejo de Seguridad, velará por promover la paz y la autodeterminación de los pueblos, así como la protección a población civil.

"Vamos a impulsar el multilateralismo con la firme convicción de que es el eje del orden global. En concordancia con nuestros principios constitucionales, México promoverá la resolución pacífica de los conflictos y el derecho de las naciones a la autodeterminación.

"También nos avocaremos a promover la diplomacia preventiva, con la más eficiente mediación internacional, que incluya organizaciones regionales relevantes. México impulsará que la gente sea el centro de las acciones del Consejo, con énfasis en la protección de civiles en conflictos armados y de personas en situación vulnerable", dijo.

 

De la Fuente afirmó que México se encargará de que las voces de la sociedad civil sean escuchadas dentro del Consejo de Seguridad de la ONU, así como de que se incluya la perspectiva de género, así como la agenda de paz y seguridad para las mujeres.

El representante de México ante la ONU agradeció la confianza de la Asamblea General en México para integrar el Consejo de Seguridad, y se comprometió a promover la transparencia y rendición de cuentas dentro del organismo. 

"Tomamos este privilegio como una responsabilidad y trabajaremos de la mano de todos", añadió.