Un día violento fue el que se vivió este 4 de enero en la zona de las Altas Montañas, ya que por la tarde se registró el asesinato de una comerciante en el centro de Mendoza, en tanto que por la noche hubo un ataque armado a parroquianos en un bar de Río Blanco.

Estos hechos ocurrieron en el marco del anuncio que hiciera el gobernador del estado Cuitláhuac garcía, quien afirmó que se reforzará la seguridad en el primer municipio.

En Mendoza el homicidio ocurrió alrededor de las 17:40 horas, cuando un sujeto armado disparó sobre una sexagenaria en su local en donde vendía discos y juguetes, ubicado sobre la calle Belisario Domínguez, entre Hidalgo y Morelos, frente a la clínica del IMSS.  

La mujer fue identificada posteriormente como Rosa María “N”, de 63 años.

Pasadas las 20 horas, se informó de un ataque armado en el bar El Puma, ubicado sobre Camino Nacional, en la colonia Ávaro Obregón del municipio de Río Blanco.

De acuerdo con los parroquianos, fueron dos hombres armados los que ingresaron y dispararon sobre quienes ahí se encontraban para a continuación huir.

Tres personas del sexo masculino que se encontraban conviviendo en el bar resultaron heridas de bala, por lo que se pidió el apoyo de las autoridades y al lugar arribaron paramédicos de Protección Civil Municipal y elementos de la Policía Estatal.

Los heridos fueron estabilizados y trasladados de inmediato a un hospital de la zona, en donde su estado se reporta como fuera de peligro, ya que las lesiones no son de consideración.

Los hombres fueron identificados como Tomás Roberto “N”, de 61 años, Alejandro “N” de 39, y Luciano, de 68 años, quienes presentaron heridas en un pie, en una pierna y un testículo.

Estos hechos se dieron tras el anuncio que hizo el gobernador Cuitláhuac García Jiménez por la mañana, en donde luego de la reunión de la Mesa para la Construcción de la Paz se anunció que se reforzaría la seguridad en el municipio de Mendoza.